print
 
FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

Los delanteros del Huesca rompen la sequía de cara a portería


Los tantos de Rafa Mir y Sandro pusieron fin a 258 minutos sin marcar un gol



J. G. S.
20/10/2020

HUESCA.- Si bien el punto que sumó el Huesca ante el Real Valladolid le pudo saber a poco, el partido dejó aspectos negativos y positivos, como dijo Míchel tras el mismo. Una de las buenas noticias fue la vuelta del gol y, además, a través de los delanteros. El tanto de Rafa Mir supuso el final a una sequía de 258 minutos sin ver puerta en liga por parte de los azulgranas.

En las últimas semanas se estaba hablando de la falta de acierto del conjunto oscense y los azulgranas lograron ahuyentar todos los fantasmas de golpe con dos goles en cuatro minutos, que sirvieron para sacar un empate.

En las cinco primeras jornadas, el Huesca solo había marcado dos dianas y ambas habían sido materializadas por dos defensas, Pablo Maffeo en Villarreal y Dimitrios Siovas en Mestalla. El del griego era el último gol azulgrana y, desde entonces, habían pasado 26 minutos de aquel partido contra el Valencia, los encuentros completos frente a Atlético de Madrid y Elche y 52 minutos en el duelo con el Valladolid, momento en el que Mir hizo el 1-2 el pasado domingo.

Esos dos goles también vinieron bien porque fueron anotados por dos puntas, el murciano y el debutante Sandro Ramírez, que se estrenó de la mejor forma posible con el equipo, ya que marcó cuando no llevaba ni medio minuto sobre el terreno de juego y en su primer toque.

Como bien dijo el grancanario en su presentación, el delantero vive del gol y para Mir, nuevo dorsal 9 azulgrana, fue su primera diana de la temporada después de cinco encuentros sin ver puerta y también en Primera División, mientras que para Sandro empezar así le dará confianza después de tres años difíciles en los que ha estado reñido con el gol.

Una buena noticia para Míchel el tener enchufados a sus delanteros. Aunque los goles de los puntas se hayan hecho esperar, han llegado antes que la pasada campaña, cuando Shinji Okazaki rompió la sequía de los nueves azulgranas en la octava jornada ante el Girona. El tanto, el único de aquel partido, llegó justo antes del descanso, por lo que los delanteros azulgranas estuvieron siete jornadas y media sin marcar y luego las cifras no fueron nada malas: doce dianas del japonés, nueve de Mir y cinco de Cristo González, quien no obstante jugó más de interior. En esta ocasión ha sido en la sexta jornada cuando ha llegado el primer gol de un ariete y lo hizo por partida doble.

 

FIN A LA PUERTA A CERO

 

Si bien el Huesca puso fin a su desierto sin goles, también acabó su racha sin encajar. El tanto de Bruno González puso fin a 267 minutos sin recibir gol por parte de Andrés, que no recogía un balón de la red desde que Daniel Wass adelantara al Valencia en la jornada 3.