print
 
CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Diócesis de Huesca adopta nuevas medidas con motivo del nivel 3 de alerta sanitaria


Afectarán principalmente al aforo en los lugares de culto, a entierros y a medidas de higiene y prevención



EUROPA PRESS
23/10/2020

HUESCA.- La Diócesis de Huesca ha adoptado nuevas medidas con motivo de la entrada en vigor a partir del lunes, 26 de octubre, del nivel 3 de alerta sanitaria en todos los municipios de la comunidad autónoma decretado por el Gobierno de Aragón para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Estas medidas afectarán principalmente al aforo en los lugares de culto, a entierros y velatorios, a medidas de higiene y prevención en la celebración de actos de culto religioso y a la catequesis, según precisa un documento elaborado por la diócesis.

El aforo máximo en lugares de culto será el 25 por ciento y queda prohibido cantar. Se restringe la concentración de personas en entierros y velatorios a 15 en espacios abiertos y 10 en cerrados. La comitiva no podrá superar las 15 personas y se respetará en todo caso la distancia de seguridad de 1,5 metros.

La Diócesis también se pronuncia sobre los eventos después de las ceremonias, aunque esta cuestión no concierne directamente a las celebraciones litúrgicas. En este punto, traslada aquellos que pudieran tener lugar en establecimientos de hostelería y restauración tras bodas, comuniones, bautizos y confirmaciones habrán de respetar las medidas generales de seguridad interpersonal, y en todo caso, la separación de 1,5 metros, no superando en ningún caso las 10 personas en el interior y 15 en el exterior.

En cuanto a medidas adicionales de higiene y prevención en la celebración de actos de culto religioso, es obligatorio el uso de mascarilla en todo momento, tanto en la entrada y salida del recinto y en los desplazamientos en el interior entre espacios comunes.

Además diariamente deberán realizarse tareas de desinfección de los espacios utilizados o que se vayan a utilizar y de manera regular se reiterará la desinfección de los objetos que se tocan con mayor frecuencia.

 

EVITAR AGLOMERACIONES

 

El documento de la diócesis también señala que se organizarán las entradas y salidas para evitar aglomeraciones de personas en los accesos e inmediaciones de los lugares de culto y se pondrá a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad viricida debidamente autorizados y registrados en lugares accesibles y visibles, y, en todo caso, en la entrada del lugar de culto, que deberán estar siempre en condiciones de uso.

Por otra parte, no se permitirá el uso de agua bendecida y las abluciones rituales deberán realizarse en casa, se facilitará en el interior de los lugares de culto la distribución de los asistentes señalizando, si fuese necesario, los asientos o zonas utilizables; durante el desarrollo de las reuniones o celebraciones se evitará el contacto personal, tocar o besar objetos de devoción u otros objetos que habitualmente se manejen y no estará permitida la actuación de coros durante las celebraciones.

En cuanto a la catequesis y algunas actividades, la Diócesis apunta que las reuniones no han de superar el número de seis personas y a partir de los seis años en adelante usar mascarilla en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia física interpersonal de seguridad de, al menos, un metro y medio, además de en la vía pública y en los espacios al aire libre.