print
 
ATLETISMO

María José Pueyo vuelve a lucir La Roja con doblete


La serrablesa y su marido, Roberto Clavijo, disputan en Portugal el Europeo de Veteranos de 10K este jueves y Medio Maratón en ruta este sábado



M.A.B.
28/10/2020

HUESCA.- María José Pueyo y su marido, el también atleta Roberto Clavijo, vuelven a la escena competitiva para participar en el Campeonato de Europa de veteranos en las pruebas de ruta (10K y Medio Maratón), que se celebran desde este jueves y hasta este sábado en Madeira (Portugal).

Los dos atletas han participado en numerosas ocasiones juntos aunque como matrimonio hicieron su puesta de largo en el reciente medio maratón Ruta Vino del Somontano, donde además María José Pueyo fue la invitada especial de la organización en esta última edición.

Una competición que tiene el aliciente para ambos de estrenarse en la categoría W50 y M50, con la incógnita de no conocer el escenario que se van a encontrar pero con la ilusión de poder pelear por lo mejor.

"Hace un mes nos pusimos a buscar competiciones, porque aquí en España no hay nada, y nos encontramos en el calendario internacional con este Campeonato de Europa de veteranos que nos puede ir como anillo al dedo", señala la atleta serrablesa, que aparte de haber corrido en Barbastro llevaba muchos meses alejada de la competición a causa de la pandemia y de un calendario prácticamente vacío.

"Este campeonato lo hemos preparado durante las tres últimas semanas y para estar al cien por cien habríamos necesitado un mes más. Ahora llegamos al setenta u ochenta por ciento. Pero poder salir a correr y competir ya es todo un lujo", indica.

Hay un motivo ilusionante. "Entramos en un mundo nuevo porque nos vamos a una categoría que desconocemos, la de 50 años, y no sabemos qué nos vamos a encontrar", comenta.

"En las dos últimas semanas hemos intentado afinar la puesta a punto. El domingo hicimos el entrenamiento más importante y vamos con ganas de ir a por todas para correr al máximo de lo que nos den las fuerzas", afirma con esa vena "siempre competitiva" que le acompaña desde que ya era corredora popular y que le permitió con el paso de los años y su dedicación llegar a ser olímpica en los Juegos de Pekín.

Previamente a su regreso a la competición en la media de Barbastro, María José y Roberto vivieron -como todo el mundo- el confinamiento en casa y después la vuelta a los entrenamientos. La atleta sabiñaniguense tiene su propio grupo, del que no se ha separado en estos meses para continuar con la actividad. "Cuando empezamos a entrenar, nuestra idea, ante la entrada en la nueva categoría de 50 años, era preparar el récord de España de 10K y Medio Maratón de esta edad. Con el grupo que dirijo hemos aprovechado para ir haciendo test y evaluar nuestra progresión. Y al mismo tiempo servía para que mis corredores continuaran con su preparación y siguieran motivados".

Unos entrenamientos que se convertían en una mezcla de terapia y liberación. "Además de lo que hacíamos entre semana, con grupos más reducidos, los fines de semana hemos hecho quedadas y en algunas llegamos a tener hasta treinta atletas, casi el doble de lo habitual. Sin duda, había ganas de socializar y hacer deporte, eso sí, con todas las medidas exigidas con las mascarillas y distancias. El deporte, en nuestro caso el atletismo, ha servido a toda nuestra gente a superar el estrés y a liberarse".

Además, en el día a día María José Pueyo también tutela de forma individual a diferentes deportistas de forma personalizada con entrenamientos "online" virtuales "que sirven fundamentalmente para la tonificación y técnica de carrera".

En Madeira la primera prueba es en la noche de este jueves, con la prueba de 10K en ruta. Y el Medio Maratón llegará el sábado por la tarde. Al tratarse de un campeonato de Europa, los dos acuden en representación de la Federación Española, por lo que lucirán La Roja en las carreras, sin duda un plus de carga emotiva.

Y para llegar a Madeira también han tenido que superar las estrictas medidas sanitarias y de seguridad correspondientes con los test PCR, con resultados negativos, y una exhaustiva documentación que han tenido que cumplimentar para recibir el visto bueno de la Federación Española de Atletismo. Son los nuevos tiempos.