print
 
EXPOSICIÓN

El Museo de Miniaturas Militares de Jaca "se remanga" para limpiar sus figuritas


Ubicado en la Ciudadela, la conservación se extiende a las 50.000 piezas que conforman las distintas colecciones



D. A.
20/11/2020

HUESCA.- El Consejo Internacional de Museos (Icom), detalla en la definición de estos espacios que entre sus funciones están que: "...adquiere, conserva, investiga, comunica y expone el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su medio ambiente con fines de educación, estudio y recreo".

El Museo de Miniaturas Militares de la Ciudadela de Jaca realiza todas estas tareas, siendo la de la conservación una de las más laboriosas debido a la extensa cantidad de piezas que alberga, y sin olvidar que "la conservación de las colecciones de todo museo requiere de personal, medios y espacios adecuados para la realización de esta labor, que es una tarea continua encaminada a preservar el patrimonio de posibles deterioros ocasionados por distintos factores", indican en una nota desde el castillo de San Pedro.

Estos días, como cada año, se ha llevado a cabo la limpieza de todas las colecciones del museo, que alberga más de 50.000 piezas, y la revisión de posibles desperfectos o deterioros.

Con sumo cuidado se accede a las vitrinas para retirar el polvo y cualquier pequeño objeto que se haya depositado en el interior. "Para ello se utilizan varios métodos entre los que se encuentra el soplado mediante compresor y aerógrafo o la utilización de aspirador y pinceles", explican desde el museo.

También se limpian todos los cristales, se reparan piezas averiadas o rotas y se aprovecha para añadir otras nuevas. "Este año se han colocado figuras en el diorama de la batalla de Waterloo y hay un nuevo personaje de dibujos animados que aparecerá próximamente para hacer las delicias de los más pequeños", apuntan desde La Ciudadela.

Así mismo, "en el museo aprovechamos la ocasión para cambiar de ubicación a Wally (única figurita que no está pegada) para que aquellos que ya lo descubrieron puedan volver a buscarlo".

Finalmente, el acceder a los dioramas sin los cristales permite que se puedan realizar fotos y videos desde perspectivas y enfoques singulares y no conocidos que se presentarán en un futuro.