print
 
PREPARATIVOS

La Expo encara su “sprint” final a cien días de su apertura

Una de las plazas temáticas de la Expo, en primer término.
Más de 4.600 personas trabajan en la construcción de la muestra

Tan sólo restan 100 días para que la esperada Exposición Internacional se inaugure y afronte sus tres meses de celebración bajo el lema “Agua y Desarrollo Sostenible”. Así, sus preparativos han entrado en la recta final y la imagen que ofrece el recinto ya ha cambiado radicalmente. Más de 4.600 personas trabajan todos los días para que el meandro de Ranillas se convierta en toda una muestra internacional.



A.P.
07/03/2008

ZARAGOZA.- Las obras están muy avanzadas y los responsables de la Expo consideran que los preparativos se desarrollan adecuadamente. Con la duda de que las obras de algunos países no lleguen a tiempo, todos los trabajos de los que se encarga la Sociedad Estatal Expoagua están dentro del plazo. Así lo cree el máximo responsable de la Expo, Roque Gistau, quien señaló ayer que desde el año 2005, todo lo que ocurre alrededor del meandro de Ranillas, donde se han invertido 700 millones, está muy medido.

Para Gistau no habrá retraso alguno y se podrán abrir las puertas el 14 de junio.

De este modo, para el presidente de Expoagua hoy (por ayer) “es un día más”, en el que lo importante es que se está cumpliendo el programa “con rigor”. Los responsables de la muestra recordaron que después del mes de marzo, sólo quedarán cinco países por empezar las obras en su pabellón.

En la misma línea se expresó el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, quien cree que todo va correctamente y que con todo lo que se está haciendo en la ciudad, Zaragoza ya ha dado un salto cualitativo y no sólo en Ranillas. Belloch mostró su optimismo a las entidades y asociaciones vecinales y diferentes personalidades de la ciudad.

El alcalde de Zaragoza celebró la entrada de los últimos 100 días para la inauguración de la muestra en un acto celebrado en uno de los edificios del World Trade Center. Belloch aseguró que no le preocupa “casi nada porque desde el punto de vista del recinto Expo todo está en condiciones de terminarse adecuadamente antes de la inauguración de la Exposición, incluso los contenidos de los pabellones de los países participantes”.

Por lo que respecta al Plan de Acompañamiento de la muestra, “prácticamente la totalidad de los proyectos se van a realizar, son 131 proyectos, y de hecho sólo dos no terminarán: el Balcón de San Lázaro y en el caso del río Gállego una zona concreta en Peñaflor”, indicó.

LAS OBRAS

Las 150 hectáreas del meandro de Ranillas se han transformado completamente desde el año 2005. Las máquinas, el cemento, los operarios han invadido el meandro para construir lo que ya tiene forma: la Exposición Internacional de Zaragoza 2008.

La Torre del Agua, el Acuario Fluvial y el Pabellón Puente son los tres edificios emblemáticos de la muestra y los que más quebraderos de cabeza han ocasionado a la organización. Los dos primeros están prácticamente finalizados mientras que el tercero ha superado su fase constructiva más compleja -el lanzamiento de parte de su estructura- y se están acometiendo los contenidos al mismo tiempo que se desarrollan trabajos en su exterior todo ello cumpliendo los pasos previstos.

Otro edificio que tiene un marcado protagonismo en la muestra es el Palacio de Congresos, que está ejecutado en un 80 por ciento. De las plazas temáticas, la más avanzada es Oikos: Agua y Energía, que está en la recta final de su construcción. En cuanto al Parque del Agua, tres cuartas partes están ejecutadas.

La Exposición cuenta con un total de 140 pabellones, de los que 125 corresponden a participantes entre países, comunidades autónomas, empresas y organismos.