print
 
ELECCIONES 9-M
ARAGÓN

IU emprenderá acciones judiciales para frenar el complejo Gran Scala

Rueda de prensa de IU ayer en Zaragoza, con Gaspar Llamazares.
Gaspar Llamazares calificó ayer de “monstruo” el macroproyecto



EFE
23/02/2008

ZARAGOZA.- El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, anunció ayer que su federación emprenderá acciones de carácter “legal y judicial” para frenar la construcción del complejo de ocio Gran Scala en la comarca de Los Monegros.

Llamazares, en una rueda de prensa en Zaragoza durante la primera jornada de la campaña electoral, ha calificado de “monstruo” este proyecto que engloba 32 casinos y cerca de 70 hoteles, además de centros comerciales, un hipódromo y un campo de golf, con una inversión de unos 17.000 millones de euros en varias fases.

“Espero y deseo que no llegue a concretarse por el bien del medio ambiente, de los ciudadanos de Aragón y por el bien de la salud mental del conjunto del país”, añadió el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno.

Asimismo, afirmó que Aragón es el ejemplo de la “esquizofrenia” del Gobierno en política medioambiental, al apoyar por una parte la Expo de Zaragoza y a la vez dar su visto bueno a este complejo en Los Monegros. Después de denunciar la política “hipócrita” del Ejecutivo socialista en materia medioambiental, el líder de IU opinó que este complejo es “insostenible” y también “inviable” desde el punto de vista energético y social.

Según Llamazares, mientras el Ministerio de Medio Ambiente firma protocolos como el de Bali, los departamentos de Industria, Turismo y Comercio y Economía se dedican a hacer políticas “insostenibles”.

El tema del desarrollo sostenible todavía no ha entrado en campaña, prosiguió el coordinador general, quien recordó que sólo IU incluye en su programa electoral el cierre de las centrales nucleares para 2025.

Recordó que su formación concurre al 9-M con la promesa de aprobar una ley de ahorro energético y otra de energías sostenibles, además de proponer la creación de una Vicepresidencia de Sostenibilidad.

Además, el coordinador general de Izquierda Unida, calificó de “inviable” una transferencia de aguas de la cuenca del Ebro al Levante, y consideró que solamente “una fuerza obcecada y necia” como el Partido Popular pueda seguir planteándolo.

Llamazares indicó que su formación tiene una postura de oposición “muy clara” en lo relativo a trasvases intercuencas, tanto en el caso del Ebro como en el del Júcar-Vionalopó, a diferencia del gobierno socialista que actúa con “doble rasero”.