print
 
MACROPROYECTO DE OCIO Y JUEGO

ILD priorizará la contratación de empresas de la Comunidad

Destacada la zona del complejo que estará lista en 2012.
Los promotores dicen que han realizado cambios debido a la crisis



D.A.
26/02/2009

HUESCA.- ILD, el consorcio promotor de Gran Scala, indica que priorizará la contratación de aragoneses para ocupar los 65.000 empleos previstos en el complejo, a los que -asegura- habrá que sumar otros 135.000 puestos indirectos en 2022. Asevera que no va a construir ni a promocionar viviendas fuera del complejo, y que la crisis le ha obligado a algunas adecuaciones. Estas son algunas de sus respuestas a preguntas sobre el macroproyecto.

¿Qué necesita ILD para la viabilidad del proyecto?

El consorcio promotor del complejo habla de tres puntos "clave". El primero es la creación de una salida "Gran Scala" en la autopista AP-2, próxima a la población de Peñalba, y conexión con la entrada al complejo (3,5 kilómetros), el segundo es la construcción de una estación de AVE propia -al sur del complejo- y el tercero el suministro de energías y agua hasta la entrada del complejo. ILD puntualiza que todas las infraestructuras situadas dentro del complejo serán financiadas por el consorcio.

Se habla de 200.000 empleos en total. ¿De dónde viene esa cifra y dónde van a vivir esos trabajadores?

Los expertos consideran correcto un coeficiente de multiplicación de 2,1 para conocer el número de empleos indirectos que se crean gracias a un complejo de ocio, señala ILD ante esta pregunta. Así -añade-, a los 65.000 empleos del complejo hay que añadir más de 135.000 puestos indirectos, cifras que se han calculado para el año 2022, lo que implica un alto crecimiento de Ontiñena y otras localidades vecinas.

¿Cómo va a organizarse el proceso de contratación?

ILD dice que habrá un proceso de contratación para cada operador y que dará prioridad a los aragoneses. Para garantizar esa prioridad de empleo, asegura que se suscribirán acuerdos con organizaciones empresariales y sindicales de la Comunidad. En este sentido, anuncia que a partir de junio, Europtima (socio de ILD) va a crear un registro de empresas aragonesas con capacidad para trabajar en la construcción del complejo, y que sólo se acudirá a firmas externas para obras y técnicas especiales que no puedan ser realizadas por empresas aragonesas.

¿ILD va a especular sobre la construcción de viviendas?

Ante este interrogante, los promotores de Gran Scala aseveran que especular es aprovechar una situación o un entorno económico favorable para incrementar el precio de unos terrenos, y que ellos están creando el corazón y el motor de la futura zona de ocio número 1 de Europa, lo que significa que facilitarán a la sociedad la creación de este entorno favorable. Dicho esto, aseguran que menos del 5 por ciento de los terrenos que serán recalificados por el proyecto serán destinados a residencias para turistas y que ILD no va a construir ni promocionar ninguna vivienda fuera del complejo. No obstante, aseguran que otros promotores van a construir viviendas en el entorno.

¿Y el medio ambiente? ¿Y las preocupaciones de la UE?

ILD hace referencia a las informaciones aparecidas en prensa en las que el comisario de Medio Ambiente de la UE asegura que no ha detectado ninguna infracción a la normativa medioambiental en el complejo. Es tajante al decir que un visitante de Gran Scala gastará menos agua y producirá menos CO2 que en cualquier otro destino turístico, provocando menos afección al medio ambiente. Además, considera que el debate del consumo de CO2 está completamente fuera de lugar.

Y la crisis, ¿cómo afecta al proyecto?

Los promotores aseguran que la crisis ha afectado al proyecto, con la cancelación de varias intenciones de operadores, la reducción de las disponibilidades de los bancos para financiación y la renuncia de posibles inversores. Las respuesta de ILD a esta situación han sido la adecuación del tamaño de la primera fase, la búsqueda de nuevos operadores, la adecuación del plan de financiación y la creación del Club Partners.