print
 

Retornan los pergaminos robados

Los documentos del Siglo XI devueltos al Archivo Municipal de Huesca.
12
La Policía Nacional tiene identificado al supuesto autor del robo, un historiador habitual del Archivo Municipal



Laura AYERBE
11/07/2009

HUESCA.- Los 16 documentos del siglo XI robados en el año 1997 fueron devueltos al Archivo Municipal de Huesca ayer. La Brigada de Patrimonio ha recuperado estos documentos que han sido devueltos y nuevamente puestos a la disposición de todos los historiadores y estudiosos del Archivo Municipal.

"Estamos muy agradecidos y satisfechos por un trabajo excelente de la brigada, que permitió la recuperación de estos documentos tan importantes para la historia de Aragón y la de Huesca", declaró Jaime Vicente, director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, muy contento de que los documentos volvieran a su lugar de origen.

Estos 16 documentos pertenecen a la época de Sancho Ramírez, proceden del antiguo archivo de la Iglesia de San Pedro el Viejo y estaban custodiados por el Archivo Municipal.

El día 10 de mayo del presente año, miembros del departamento de Patrimonio junto con los técnicos del Ayuntamiento de Huesca detectaron dos pergaminos que salían a subasta como pertenecientes al archivo, se pusieron en contacto con la brigada y desarrollaron un operativo que llevó no sólo a la recuperación de esos dos documentos, sino de los 16 que habían sido sustraídos hace doce años.

La policía comenzó la investigación, según informó Serafín Castro, comisario jefe de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría General de Policía Judicial en Madrid, en la casa de subastas de Barcelona donde se detectaron los dos pergaminos.

Dicha casa de subastas declaró que los documentos los habían comprado a unos vendedores en Lérida en el año 2005 por 15.000 euros. Y que, además de los dos documentos sacados a subasta, eran poseedores de 13 más.

Uno de estos vendedores de Lérida confesó que tenía guardado en su casa un documento más. Con este hacían los 16 que habían sido robados en Huesca. Estos leridanos contaron a la policía que habían comprado los documentos en el año 1998 a otro hombre.

Este último resultó ser un hombre oriundo de Huesca que finalmente fue encontrado en un pequeño pueblo de Barcelona.

Tras la negativa del sospechoso, las pruebas se pusieron a disposición de la Policía Científica, cuyos agentes descubrieron una serie de anotaciones en el reverso de los documentos. Estas anotaciones estaban escritas a lápiz y eran reseñas de los propios documentos. Se hicieron pruebas caligráficas y confirmaron que pertenecían al sospechoso oscense. En ese momento, el presunto autor del hurto fue puesto a disposición policial y actualmente está en libertad con cargos.

Este hombre era un habitual historiador del Archivo Municipal que tenía fácil acceso a los documentos ya que hacía estudios sobre ellos. Es por esto que presuntamente hizo las anotaciones que encontró la Policía Científica en el reverso de los documentos, que eran reseñas sobre su estudio de los mismos.

Ayer tuvo lugar un acto de entrega en el que estuvieron presentes Serafín Castro, el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, otros miembros del Ayuntamiento, y Ramón Miranda, director general de Cultura del Gobierno de Aragón.