print
 

"La integración se logra con un trabajo y sueldo decente"

Francisco Martínez Hurtado.
Francisco Martínez Hurtado, presidente de Cocemfe Huesca

Francisco Martínez Hurtado es el actual presidente de Cocemfe Huesca, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica que representa a más de 1.500 entidades de todo el país. La delegación oscense de Huesca está llevando a cabo un programa, centrado en el medio rural, para potenciar las actividades de la coordinadora y de las entidades que la integran, con el fin de actuar como interlocutor y plataforma representativa ante las Administraciones Públicas, las empresas y la sociedad.



O. ISARRE
26/10/2009

HUESCA.- Las personas con discapacidad física y orgánica han recorrido "algo más de la mitad del camino" en sus reivindicaciones y peticiones a la sociedad, pero todavía queda mucho por hacer, especialmente en el medio rural. Francisco Martínez Hurtado es el presidente de Cocemfe Huesca (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica), una plataforma que engloba a las entidades que representan a personas con discapacidades. Cocemfe, explica Martínez Hurtado, "canaliza inquietudes y les da la forma que deben tener para presentar proyectos ante las administraciones", además de "vigilar las normas y su cumplimiento".

Ya hablando de la provincia, Cocemfe, integrada en Cermi (Comité Español de Representantes de Minusválidos), se ha marcado como propósito "detectar las necesidades (que las personas con discapacidad física u orgánica) tienen en Huesca ciudad y en el medio rural", un ámbito en el que estas personas sufren "una mayor desinformación" que en la ciudad. Por ello, Cocemfe está manteniendo contactos con personas discapacitadas y sus asociaciones en pequeñas ciudades y pueblos altoaragoneses, ya que, "en su propio pueblo, cada uno sabe lo que quiere y por lo que se tiene que pelear. Hay que trabajar en tu propia casa, que es el lugar que mejor se conoce", comenta el representante de Cocemfe.

Además, en este programa, financiado por el Inaem, se intenta crear un "sentimiento de grupo", porque, como señala Martínez Hurtado, "no se puede andar solo por la vida. La unión hace la fuerza y nosotros les acompañamos para reivindicar lo que ellos crean que está mal y se debe mejorar".

La eliminación de barreras arquitectónicas, la comunicación con las administraciones y, sobre todo y por encima de cualquier otro objetivo, el empleo son los fines principales de Cocemfe. Martínez Hurtado, que también es miembro de Ado Miguel Servet (una de las nueve asociaciones altoaragonesas agrupadas en Cocemfe, de las que más de la mitad proceden del medio rural), comenta que la "integración verdadera" se da cuando una persona "tiene trabajo estable y un salario decente y, por tanto, logra una vida normalizada", sin olvidar las barreras arquitectónicas ni las dificultades de transporte.