print
 
MUESTRA DE CINE REALIZADO POR MUJERES

Una película sobre el Sáhara con voz de mujer

Pilar Ramírez y Fatma Sidi, ayer en Huesca.
Pilar Ramírez presentó "25 minutos de Sáhara"



S.C.
21/03/2010

HUESCA.- Pilar Ramírez narra en el documental "25 minutos de Sáhara" la situación actual que se vive en la zona. En menos de media hora, la realizadora zaragozana resume los cuatro ejes de la resistencia de este pueblo, a través de cuatro personas que hablan desde el exilio, la ocupación, la emigración y el apoyo internacional. El hecho de que las cuatro sean mujeres no es casual. "No es un documental de mujeres, sino una película que habla del conflicto del Sáhara desde la voz de la mujer", explica Ramírez, que quiso aportar otro punto de vista a un tema en el que predominan las voces masculinas. "Quería que fuesen cuatro mujeres, que desde los mundos diferentes de los campamentos de Tindouf, el Aaiun, Zaragoza y Cantabria dieran su opinión crítica", señala.

La muestra contó en este acto con la colaboración de la asociación Alouda. La delegada en Aragón del Frente Polisario, Fatma Sidi Nafa, intervino tras la proyección.

Pilar Ramírez considera que hablar del problema en femenino aporta un enfoque distinto. "Los hombres suelen hablar más de su persona, sin embargo ellas hablan en genérico, como pueblo saharaui y sin protagonismo. Lo hacen desde una posición pacifista y antimilitarista, y no hablan del Polisario como un ejército, sino como un gobierno". Eso no se debe a la naturaleza de unos y otras, "sino a la educación que nos han dado", reflexiona.

Su intención fue ofrecer un mensaje pacifista y en tono positivo, "porque es importantísimo dar una visión que no cree miedo. Si no lo haces, surgen nuevos conflictos, aparte del que quieres solucionar", asegura. Otro de sus objetivos es contribuir a hacer visible el problema, "que sepan que la población resiste y tiene el apoyo internacional".

Pilar Ramírez es geóloga y pertenece a la red internacional Western Sahara Resource Watch, observatorio de los recursos naturales del país. Éste es su primer documental, grabado con mucha ilusión y pocos recursos. "Creo que el resultado es muy digno, aunque es una película de "cine pobre", grabado con dos cámaras prestadas", precisa. Las entrevistas se grabaron entre finales de 2008 y principios de 2009.