print
 
SEMANA SANTA EN EL ALTO ARAGÓN

Solemne Miserere en la Seo oscense

La Coral Diego Pontac y la orquesta interpretaron el Miserere en la Catedral.



D.A.
04/04/2010

HUESCA.- El Miserere se volvió a escuchar en la Catedral de Huesca el Viernes Santo, a las 12 horas, con la asistencia de mucho público y también la presencia de algunas autoridades, sacerdotes y religiosos.

Joaquín Zamora Rodrigo hizo una reflexión de cada versículo del Salmo 50, que invitaba al arrepentimiento y a la conversión, y que fue seguida con atención por todos los presentes.

La interpretación de las obras musicales, Miserere e Himno al Santo Cristo de los Milagros, corrió a cargo de la Coral Diego Pontac, compuesta de treinta voces mixtas y acompañada por una orquesta de dieciséis músicos de la ciudad: ocho violines, viola, violonchelo, contrabajo, flauta, dos clarinetes en si bemol, trompa en mi bemol y trombón, bajo la dirección de Juan José de Mur Bernad.

La exposición del Santísimo Sacramento, con el Monumento del Jueves Santo, confirió al acto mayor realce y solemnidad.

El coro cumplió a la perfección, cantando con buena impostación y matiz. Destacaron los cinco solistas. El tenor Javier Abad, con su voz potente y bien timbrada; María Jesús Ramón Alonso, contralto, interpretó el versículo "Redde mihi laetitiam". También actuó la soprano Lourdes Ubieto Aquilué, en sustitución de Marina Lansac, y deleitó al público con el versículo "Quoniam si voluisses sacrifícium dedissem útique". Julián Jiménez Otal, bajo, e Hilario Sanz Cámara, tenor, cantaron muy bien sus respectivos versículos.

De Mur se adaptó a la partitura y coordinó con holgura coro y orquesta, transmitiendo a los oyentes el sentido religioso y artístico de la obra.