print
 

Eva Almunia premia en Fraga a las mejores bibliotecas escolares

Imagen de los premiados, con Eva Almunia y María Victoria Broto.
12
El Palacio Moncada acoge la entrega de premios nacionales del Ministerio de Educación

La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, entregó ayer en Fraga los Premios Nacionales de Bibliotecas Escolares 2009 que convoca anualmente el Ministerio de Educación. Un total de 27 colegios e institutos de toda España fueron reconocidos en esta edición por su trabajo en el ámbito de las bibliotecas escolares y animación a la lectura, en un acto solemne que se celebró en el Palau Montcada de Fraga, sede de la biblioteca pública municipal de la capital fragatina, y en el que Eva Almunia estuvo acompañada por la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto.



Jaume CASAS
29/05/2010

FRAGA.- Los Premios Nacionales de Bibliotecas Escolares nacieron en 2005 para reconocer los proyectos educativos que promueven el uso de la biblioteca escolar como un recurso didáctico y como fuente de información, así como los que pretenden desarrollar un plan de lectura que integre a otros sectores de la comunidad educativa y que fomente el uso de las nuevas tecnologías. Se convocan tres modalidades, con un primer premio de 15.000 euros, varios segundos de 10.000 euros y varios terceros de 7.000 euros.

En esta ocasión, el primer premio en la modalidad de centros de educación infantil, primaria, educación especial y de adultos, recayó en el CEIP Alba Plata, de Cáceres, por un proyecto de biblioteca que integra la formación de usuarios, se establece un Plan Lector para español e inglés, así como por las actividades de dinamización cultura y de animación lectora que se desarrollan, con talleres también de compensación de igualdades. En la categoría de ESO, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas y Escuelas Oficiales de Idiomas, el galardón fue para el IES Joseph Sureda i Blanes de Palma de Mallorca, por la utilización del programa Milenium para la formación del personal, los distintos planes lectores e iniciativas como videoconferencias en inglés con un colegio inglés, y los trabajos realizados en el entorno social del centro. Finalmente, el premio para centros docentes privados concertados, fue para el Colegio La Salle, de Santander, por sus trabajos, iniciativas interdisciplinarias, las actividades de formación de usuarios y el fomento de la actividad investigadora de los alumnos y el club de lectura. Entre los 27 centros de toda España galardonados se encuentran los institutos zaragozanos Tiempos Modernos y Medina Albaida, que han recibido dos de los terceros premios en la modalidad de Centros de Educación Secundaria, Formación Profesional, Enseñanzas Artísticas y Escuelas Oficiales de Idiomas.

Eva Almunia destacó en su intervención la importancia de estos premios que "sirven de estímulo y de ejemplo para los centros que quieren hacer de su biblioteca escolar, un centro neurálgico de su actividad docente, pero también, convertirla en una fuente de conocimiento, de investigación, de sabiduría, de relación y de diversión". La secretaria de Estado recordó que "este trabajo de promoción de la lectura que hacen nuestros centros, supone un avance en la construcción de una Europa de ciudadanos formados y competentes ante los retos del futuro".

La consejera aragonesa de Educación, María Victoria Broto, agradeció que se haya pensado en Fraga para acoger estos premios, "lo que supone un reconocimiento a Fraga y a la comarca del Bajo Cinca, que han sido y son un referente por sus proyectos de innovación educativa, en general, y sobre todo por sus programas de bibilioteca y de animación a la lectura". En los colegios e institutos de Fraga y de poblaciones vecinas como Ballobar, nacieron programas como Leer Juntos, el Programa de Bibliotecas Escolares o el de Invitación a la Lectura, "fruto del trabajo de los profesores de esta zona, que han sido pioneros en esta materia y que luego han sabido exportarlo al resto de la comunidad aragonesa". El CEIP Miguel Servet, los IES Bajo Cinca y Ramón J. Sender de Fraga y el CEIP Francisco Galiay de Ballobar, ya han sido reconocidos por esta labor en otras ediciones de los Premios Nacionales de Bibliotecas Escolares. En el acto de ayer, los alumnos del IES Bajo Cinca repartieron sus menús poéticos, dentro del proyecto "Poesía Para Llevar", en el que cada semana se reparte un poema en el centro, que los alumnos pueden llevarse a su casa. Este proyecto ya se ha extendido a otros siete institutos de Aragón. El acto se cerró con la actuación del grupo de cuentacuentos del CEIP Miguel Servet, integrado también en el Proyecto de Biblioteca Escolar del centro fragatino.