print
 
CARRERAS POR MONTAÑA

La II Sky Marathon Ribagorza Románica, aperitivo en 2011

La prueba prepara el terreno de los Sky Games del año 2012



D.A.
26/10/2010

HUESCA.- La Ribagorza Románica ha comenzado la cuenta atrás hacia el 2012, cuando acogerá la próxima edición de los Sky Games, una competición internacional multidisciplinar que reunirá a las grandes estrellas y a los mejores especialistas del planeta en varias modalidades deportivas de montaña en altura.

Poco a poco la región va poniéndose a punto con la celebración de pruebas deportivas que tienen como objetivo promocionar la zona y preparar a entidades e instituciones, organizadores y voluntarios, de cara a la gran cita que vivirá la Ribagorza Románica dentro de dos años.

Así se ha llevado ya a cabo en los últimos meses un Kilómetro Vertical o la Turbón Tour Non Stop, entre otras. El pasado mes de agosto se convocó también un test con la participación de varios de los mejores especialistas en carreras por montaña españoles, junto con jueces de la federación española. Todos coincidieron en subrayar el magnífico nivel de la carrera Sky Marathon y el potencial de la región para albergar los Sky Games.

Precisamente una de las grandes atracciones para la próxima temporada será sin lugar a dudas la II Sky Marathon Ribagorza Románica, que tendrá como sede la localidad leridana de Vilaller. La competición se incluye en el calendario oficial FEDME del 2011 como carrera valedera para el Campeonato de España Individual y por selecciones autonómicas y ocupará un lugar de privilegio en el programa de competición de los Sky Games 2012.

La prueba presentará el recorrido más duro y selectivo de todo el circuito de Copas y Campeonatos de España de carreras por montaña, con una longitud de 42 kilómetros y casi 6.000 metros de desnivel acumulado. Organizada conjuntamente por el Centre Excursionista de l"Alta Ribagorza y Ocisport, exhibirá un mayúsculo coeficiente de dificultad 125.

La carrera se llevará a cabo el próximo 3 de julio. El pico de Llauset, situado a 2.910 metros de altitud, se convertirá en el punto más emblemático de esta prueba.