print
 

"La reflexología podal ayuda a mejorar el flujo de energía a lo largo del cuerpo"

Carmen González Sinde.
Carmen González Sinde habló en Huesca sobre esta terapia



VANESSA GODIA
07/12/2010

HUESCA.- "Los pies reflejan el cuerpo, y de alguna forma, con un masaje adecuado, buscando los puntos reflejos, podemos desbloquear la energía" que nos causa un determinado dolor y "poner en marcha el mecanismo de curación del cuerpo para que los órganos funcionen correctamente". Así de sencillo. La médico homeópata y especialista en algunas medicinas complementarias, entre ellas la reflexología podal, Carmen González Sinde, compartió recientemente con los oscenses en el Aula Marro algunas de las claves de este singular método, que "puede actuar como terapia complementaria a otras medicinas, porque lo único que hace es recuperar la capacidad de respuesta del organismo".

La técnica, es sencilla. Por ejemplo, "si te duele la cabeza, lo que se hace es buscar un punto reflejo en el pie, y en ese punto vas a notar que duele. Al masajearlo, se disuelve esa energía concentrada, la cabeza va dejando de doler y ese punto del pie también. Cuando ya no duele es que se ha desbloqueado la energía" y ha concluido la sesión, explicó a este periódico la especialista, que detalló brevemente el "mapa" que se puede seguir en las plantas de los pies para "mejorar el flujo de energía a lo largo del cuerpo".

Así, "los dedos reflejan la cabeza, la zona del tórax está reflejada en la zona de debajo de los dedos, el abdomen en la zona del arco del pie, la pelvis en el talón, la línea central refleja todos los órganos centrales, y a los lados, en el derecho los órganos de ese lado e igual con el izquierdo. Aunque en algunas ocasiones no es así".

"Yo creo -continuó González Sinde- que cada persona refleja de una manera concreta, y se trata de buscar el punto doloroso, masajear ese punto y reestablecer el equilibrio" con masajes que pueden ser circulares pero sobre los que no hay una doctrina única.

Al final, de lo que se trata es de que resulte efectivo, al igual que si se realiza en las palmas de las manos, los pabellones de las orejas e incluso en la espalda. La ventaja de la reflexología podal es que "se realiza tumbado, y así, se nota más el efecto, porque la persona se relaja y eso ya, por sí solo, tiene un efecto beneficioso para el paciente".

Insomnio, depresión o dolores crónicos son algunas de las dolencias en las que esta terapia puede demostrar sus virtudes, un método indicado para todos los públicos siempre que no se trate de mujeres embarazadas, existan síntomas de infección o haya fiebre, en cuyo caso lo más recomendable "es que vayan al médico para que les hagan un diagnóstico preciso", concluyó González Sinde.