print
 
BALONMANO - DIVISIÓN DE HONOR PLATA

"No estamos al nivel de los demás"

Paco Castillo, técnico de Pozoblanco, es el más veterano de la categoría.
Paco Castillo, técnico de Pozoblanco, lamenta la situación del equipo este año

Obearagón Balonmano Huesca se enfrenta mañana a un equipo especialmente afectado por la crisis económica, un Pozoblanco que, pese a contar con una gran plantilla, a la altura de las mejores de la categoría, ha visto como la desaparición del principal patrocinador, la constructora Prasa, cuando ya la temporada estaba a punto de empezar, les dejaba con dos tercios menos de presupuesto.



ALFONSO HERRÁN
11/02/2011

HUESCA.- Esto obligó al club a llegar a un acuerdo con sus jugadores, y realizar solo dos entrenamientos semanales, los jueves y los viernes, para que ellos pudieran buscarse un trabajo y así "poder llegar a fin de mes", ya que los sueldos se reducían en cifras parecidas al presupuesto. Los jugadores, con el poco tiempo de que disponían antes de empezar la competición, prefirieron seguir en un club, en el que la mayoría de los jugadores además llevan varias temporadas, viviendo esta complicada situación, en la que han pasado de ser profesionales a vivir más de sus trabajos al margen del deporte que del balonmano. Y con todo, el equipo ha ganado la mayoría de sus partidos de casa y ahora mismo, aunque se acerca al descenso, está en una situación más o menos tranquila en la tabla, lo que habla muy bien del plantel con que cuentan, que durante las últimas temporadas, prácticamente con los mismos nombres, ha sido uno de los candidatos habituales al ascenso a Asobal.

De esta manera, el equipo entrena los jueves y viernes, aunque algún jugador solo los viernes, y esto está afectando de manera vital a la temporada del equipo cordobés. Su técnico, Paco Castillo, el más veterano de la categoría en los banquillos, puesto que lleva más de una década en la banqueta de los pozoalbenses, explicaba de esta forma el año que están viviendo.

COMPETIR EN DESVENTAJA

"Hemos perdido infinidad de partidos por un gol, incluso después de ir ganando de tres o cuatro a falta de cinco minutos. Esto quiere decir que el equipo compite y está en los partidos, pero por nuestra actual idiosincrasia, poco más podemos hacer. Si no entrenamos, no podemos consolidar cosas, trabajar aspectos concretos, el tono físico no es el ideal, y aunque tenemos una plantilla con mucha calidad, que se conoce y que además tiene ya una dilatada trayectoria, se nota en los finales de partido, a los que llegamos sin fuelle. Nos faltan consolidar cosas, como el juego en inferioridad, pero no hay tiempo para trabajarlas con solo uno o dos entrenamientos a la semana. Además, han llegado dos jugadores nuevos, pero todavía no se han adaptado a sus compañeros sencillamente porque no ha habido oportunidad de trabajarlo".

Castillo dejaba claro que "sin patrocinador y con un presupuesto muy reducido, acordamos con los jugadores el reducir el número de entrenamientos para que pudieran buscarse, o incluso les pudiéramos buscar, empleos. Pero también tengo que decir que hay una gran plantilla, que nadie nos ha ganado fácil. Pero la calidad de los jugadores no es suficiente si no trabajas y mejoras día a día de una manera profesional en esta categoría". Y continuaba, "hemos perdido cinco partidos de un gol, pero son por pequeños detalles. El problema es que si no puedes corregir esos detalles porque no entrenas, vuelves a caer en los mismos errores. Si tenemos el día y nos dejan jugar podemos ganar a cualquiera, pero el tono físico no es el mejor, y el juego colectivo no se puede casi trabajar".

Además, de cara al futuro lo veía muy negro. "Las instituciones no te pueden ayudar tal y como están los tiempos, y los directivos de momento no nos han dicho nada de que esto vaya a mejorar. De cara al año que viene veo las cosas muy negras para el Pozoblanco, porque está claro que la mayoría de los jugadores no van a seguir en la misma situación que ahora".

Por tanto, el técnico se mostraba resignado con la situación en la que se ha colocado el equipo, cada vez más cerca de la zona de descenso. "Si no podemos competir al nivel del resto de equipos, igual es que no podemos seguir en esta categoría. La situación está así, y si al final de la liga no podemos mantener la categoría, pues no estaremos. Por abajo, Sinfin o León han fichado, y van a mejorar en la segunda vuelta porque hay un trabajo y unos entrenamientos, pero a nosotros nos puede pasar al contrario. Aquí nadie regala nada, y estamos haciendo lo que podemos. Fue tremendo el vernos antes de empezar con esa situación, pero tiramos para adelante, con lo mermados que estamos y pese a todo".

ESO SÍ, A GANAR A OBEARAGÓN COMO SEA

Y con todo esto reciben la visita de Obearagón. "Llegan con más conciencia de su necesidad de ganar después de perder con Anaitasuna, algo que en todo caso no es ningún fiasco y podía ocurrir. Es un gran equipo, con muchos argumentos, y va a estar toda la temporada luchando por el ascenso directo y el playoff. La verdad es que me dan ahora mismo envidia".

Con la referencia del partido de ida, Castillo señalaba que "son fieles a un juego y a un trabajo del entrenador, y están sacando un rendimiento muy grande. Ellos plantearán un juego rápido, con una defensa que presione mucho y entrega de todos los jugadores. Pero nosotros vamos a salir a ganar sea como sea, tratando de utilizar nuestras armas y la forma en la que más daño les podamos hacer para ver si podemos cambiar nuestra racha última".

En principio estarán disponibles todos los jugadores de la plantilla cordobesa, incluído Escobedo, que acaba de recuperarse de una lesión y la semana pasada ante León ya jugó unos minutos.