print
 
ELECCIONES NACIONALES Y AUTONÓMICAS

María Dolores de Cospedal acaba con la hegemonía socialista en Castilla-La Mancha

El nuevo mapa de la comunidad se tiñe de azul gracias al empuje de Guadalajara, clave para romper el empate



EFE
23/05/2011

TOLEDO.- El PP gobernará por primera vez en democracia en Castilla-La Mancha tras 28 años de gobiernos socialistas y lo hará de la mano de María Dolores de Cospedal, que ha desbancado a José María Barreda por un sólo escaño de diferencia.

"Es un día histórico para Castilla-La Mancha", proclamó con ojos llorosos su futura presidenta regional al ver el mapa de la comunidad teñido de azul gracias al empuje de la provincia de Guadalajara, en la que, como pronosticaron los sondeos, el PP obtuvo la ventaja suficiente para romper el empate.

Cospedal será la segunda mujer que presida una comunidad autónoma en España después de una jornada electoral en la que, con el 99,5% de los sufragios escrutados, el PP ganó al PSOE por 55.000 votos (561.799 a 506.872) y casi cinco puntos de diferencia y ha logrado su primera mayoría absoluta tras seis de José Bono y una de Barreda.

Cuando José María Barreda ha llamado por teléfono a Cospedal y compareció para reconocer que el PP había ganado claramente las elecciones, el escrutinio arrojaba un contundente 28-21 para el PP, pero, poco a poco, el margen se fue estrechando hasta el inamovible 25-24.

La candidata del PP será presidenta de Castilla-La Mancha gracias al voto de Guadalajara, donde el PP sacó al PSOE más de 15.000 votos y 12 puntos de diferencia, con lo que obtuvo cinco escaños de los ocho que estaban en juego.