print
 

Alcubierre celebra la recuperación del retablo mayor de su parroquia

La parroquia de Santa Ana, ayer con su retablo restaurado.
Numerosos vecinos acudieron a una homilía oficiada por el obispo



MARGA BRETOS
24/07/2011

ALCUBIERRE.- Los vecinos de Alcubierre celebraron ayer la restauración del retablo mayor de la parroquia de Santa Ana. El que fuera consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón Arturo Aliaga firmó, en abril de 2010, un convenio de colaboración con el párroco de la Parroquia de Santa Ana de Alcubierre, José Ignacio Martínez, para la reproducción del retablo mayor. En virtud de este convenio, Turismo de Aragón aportó 220.000 euros para financiar la reproducción exacta del antiguo retablo mayor de la parroquia, una obra del siglo XVIII ejecutada en madera de pino y destruida en la guerra civil, que ahora ha sido reproducida en su totalidad gracias a una fotografía y la destreza y profesionalidad de Julio Luzán. Según palabras de Alfredo Cajal, promotor de esta iniciativa, "una vez hallada la fotografía y el compromiso de Julio Luzán, faltaba el dinero, y Aliaga estuvo de inmediato dispuesto para realizar el convenio". Además, destaca que para la reproducción del retablo se han empleado a más de cincuenta personas y se han utilizado más de treinta mil láminas de oro. "El dinero ha sido muy bien invertido porque, aparte de recuperar la historia de nuestro pueblo, hemos creado empleo y de paso también hemos arreglado toda la iglesia. Hoy es un día en el que homenajeamos a aquella gente que luchó por nuestro pueblo y por dejarnos este legado que la sin razón de la guerra destruyó", destacó Cajal.

Por su parte, Alvaro Amador, alcalde de Alcubierre, también agradeció a todas las autoridades presentes su colaboración y participación en la restauración. "Ahora Santa Ana recupera el protagonismo en la iglesia y en la calle central del retablo barroco que se ha reinstalado y con ello se recupera una parte de nuestra historia y de patrimonio artístico del pueblo, que en diversas actuaciones sobre el exterior, la torre y el interior del templo, completamos con la instalación del retablo".

Numerosos vecinos de Alcubierre asistieron a la inauguración, presidida por el obispo de la Diócesis de Jaca y Huesca, Julián Ruiz, el vicario, Nicolás López, el delegado territorial del Gobierno de Aragón, Alvaro Calvo, el presidente de la Comarca de los Monegros, Alfonso Salillas, y otras autoridades como Arturo Aliaga y Rogelio Silva.

Este espectacular retablo consta de dos cuerpos o pisos que se unifican mediante columnas salomónicas y tres calles. En la central hay un ensanchamiento para realzar el lugar que corresponde a la figura principal: Santa Ana. En el banco o predela se encuentra el sagrario como dicta Trento. Debajo hay un sotobanco que haría de altar para las celebraciones, de espaldas a los fieles. En la calle central, en la parte correspondiente al ático, se encuadra el calvario como característica importante del barroco. Las imágenes escultóricas que acompañan a Santa Ana son, San Isidro y San Caprasio, como parte de la tradición religiosa de Alcubierre, San Jorge como patrón de Aragón y alusión a la Diputación General de Aragón, que ha sido el nuevo mecenas del retablo y San Sebastián como pieza contrastada del primitivo retablo. En definitiva, un resultado que devuelve a nuestro patrimonio una pieza clave en nuestra historia y en nuestra memoria como pueblo.