print
 

"Asumo cada vez proyectos más importantes, de los que salen otros"

María Eugenia Boix.
María Eugenia Boix cantará el día 2 en el certamen solidario de Unicef del Olimpia



SARA CIRIA
30/12/2011

HUESCA.- La soprano montisonense María Eugenia Boix mostrará de nuevo su calidad artística y su faceta más solidaria el próximo lunes, 2 de enero, en el IV Certamen Lírico de Año Nuevo a beneficio de Unicef en el Teatro Olimpia de Huesca. Junto al pianista grausino Pablo Lleida interpretará arias de ópera bastante populares y una romanza de zarzuela.

Además de ella, participarán en el recital la soprano Marina Lansac, junto al pianista Enrique Escartín, y el tenor ligero Jorge Franco, acompañado por Elizabete Sirante. La Coral Oscense, dirigida por Conrado Betrán, es un ingrediente fijo en esta cita musical.

Boix ha seleccionado para su repertorio una selección de obras populares que "están en el subconsciente del público", según sus propias palabras. Es su primera colaboración en este certamen: Juan Carrero, presidente de Unicef en Huesca y promotor del concierto, le propuso participar el pasado verano, tras un concierto en Secastilla, y la cantante accedió desde el principio. No es su única colaboración en un concierto benéfico, ya que el 8 de enero cantará en Monzón a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer y colaboró en el proceso de formación del Coro de Atades. "Si tengo tiempo, espacio y me pilla por aquí siempre es muy gratificante participar en estos conciertos", asegura Eugenia Boix, que recientemente cantó "La flauta mágica" en el Teatro Campoamor de Oviedo. En diciembre ofreció dos conciertos en la Fundación Juan March de Madrid y el año próximo se le presenta lleno de nuevos proyectos que la llevarán por escenarios de Madrid, León, Zaragoza, Italia, Alemania, Austria y Francia.

El pasado día 9 se presentó el disco con las canciones de Labordeta Clásico, un concierto en Zaragoza en el que Boix participó junto a otros artistas aragoneses. La artista lo recuerda como "un proyecto muy emocionante; y también lo es "escuchar ahora en cd lo que se vivió en aquellos conciertos, en los que estaba todo muy reciente y participaron familiares de Labordeta". Boix vivió con emoción "un proyecto muy humano" del que destaca el cariñoso homenaje del mundo clásico a un cantautor popular.

María Eugenia Boix sigue con ilusión una trayectoria ascendente pero con calma y los pies en el suelo, según su deseo. "Llevo cuatro años pudiendo vivir de esto, que no es poco, y cada año veo que voy asumiendo cosas de mayor importancia. El año pasado canté en el Teatro Real y empiezo a hacer óperas en teatros como el Campoamor, y fuera de España. Me gusta hacer las cosas lentamente pero bien, pero tampoco voy tan lento, porque se van asumiendo cada vez proyectos más importantes, de los que van saliendo otros". Asegura no estar obsesionada con metas concretas, pero sí apuesta por "ir trabajando tranquilamente y lo mejor posible, "que es lo que hace que salgan nuevos proyectos". Lo importante ahora es configurar su carrera con pasos firmes. "Hacerse un nombre es como todo, y a veces funciona mucho en función del representante o la publicidad. El mundo clásico no es tan fácil como el pop, en el que mucha gente accede", concluye.

Las entradas para el concierto se pueden adquirir en los cajeros de Caja Inmaculada y taquillas del Teatro Olimpia, por un importe de veinte euros. La Fundación Anselmo Pié Sopena patrocina y organiza un concierto que cuenta con la colaboración de Fundesa, Casa de Andalucía, Caja Inmaculada, Hotel Abba y DIARIO DEL ALTOARAGÓN.