print
 

Desarrollan en Zaragoza un sistema para mejorar la postura de los ciclistas

El nuevo método se apoya en la captura a tiempo real del movimiento del deportista



EFE
14/10/2012

ZARAGOZA.- Un equipo de investigadores de la Universidad de Zaragoza ha desarrollado un sistema innovador, basado en la captura del movimiento a tiempo real, que aporta información precisa para corregir la ergonomía del ciclista con el objetivo de evitar lesiones musculares y potenciar su rendimiento deportivo.

Se trata de un nuevo método que mejora los que se encuentran actualmente en el mercado y que evalúa la biomecánica del ciclista, expuesto habitualmente a adoptar malas posturas sobre la bicicleta.

La finalidad del desarrollo de este nuevo equipamiento es mejorar el gesto del ciclista sobre la bicicleta y corregir posibles fallos, logrando, por ejemplo, que la flexión de los brazos o el ángulo que forman con la espalda sean óptimos o que la extensión del pedaleo sobre la rodilla sea la adecuada.

El grupo de Investigación y Desarrollo en Ergonomía (ID ERGO) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza ha sido el encargado de desarrollar este proyecto, que ha contado con una subvención de la Fundación Araid y con la inversión de una empresa privada, interesada en su explotación.

De hecho, fue el propietario de la empresa Biomecánica y Salud (B&S) quien contactó con la Universidad de Zaragoza para desarrollar un sistema, después de comprobar que los que existían hasta el momento no le convencían los suficiente. "No hay nada parecido en el mercado. No hay un sistema como este que tenga seis cámaras y que capture en tres dimensiones los movimientos de ambos lados del ciclista. No me convencía lo que había y por eso, me dirigí a la Universidad. Ahora estoy muy contento con el resultado del proyecto", ha resaltado Juan Carlos López, gerente de la empresa.

La novedad de este equipo es que es capaz de capturar el movimiento de ambos lados del ciclista -hasta el momento se hacía por separado, lo que ralentizaba el proceso- y de hacerlo, además, a tiempo real.

"Este procedimiento de capturar el movimiento y luego visualizarlo no era operativo y resultaba lento de cara a ajustar los parámetros de la bicicleta", ha comentado a Efe el director del proyecto, Javier Marín.