print
 
BALONCESTO - LIGA LEB ORO

Oriola, un "codiciado" puntal bajo aros

Oriola, a la derecha, en el partido que jugó en el Palacio la pasada temporada con el Lleida.
El primer fichaje del Peñas llega a Huesca atraído por Quim Costa y su proyecto deportivo

El domingo a última hora de la noche, el CB Peñas anunciaba el primer fichaje para el nuevo proyecto en LEB Oro, y además un interior joven, con proyección y que está llamado a ser una pieza importante en el engranaje del equipo verdiblanco.



ALFONSO HERRÁN
06/08/2013

HUESCA.- El jugador llega para una temporada y es una ala pívot de 2,06 metros nacido en la localidad leridana de Tárrega en septiembre de 1992. Pese a su juventud, Pierre cuenta ya con una importante trayectoria en el deporte de la canasta. Formado en las categorías inferiores del CN Tárrega, después pasó a la cantera del Plus Pujol Lleida.

En la temporada 2010-11 jugó ya en categoría senior, en la Liga EBA, con el Sant Nicolau de Sabadell, y al año siguiente dio el gran salto hasta la ACB, ya que puso sus ojos en él el Assignia Manresa como una joven promesa, con varias internacionalidades Sub 20.

Hace dos temporadas, con los manresanos, llegó a disputar más de una decena de partidos en la máxima categoría, pero al año siguiente, el club decidió cederlo a la LEB Oro para que tuviera más minutos y fuera fogueándose.

Y de esta forma, la campaña pasada militó en el Força Lleida, equipo en el que jugó 26 partidos de liga regular, con 21 minutos por partido, ocho puntos y cuatro rebotes. Igualmente disputó con su equipo el playoff de ascenso a Liga ACB, en el que jugó cinco partidos con una media de treinta minutos, 10 puntos y 7 rebotes por encuentro.

UN BUEN REFUERZO

Desde Lérida aseguran que el año pasado tuvo un comienzo de liga algo irregular, pero que conforme avanzaron los partidos mejoró hasta ser la referencia interior en la segunda vuelta (de hecho fue el MVP de la categoría en la 21ª jornada con 29 puntos). Es un jugador con buenos movimientos bajo aro, al que le falta quizá algo más de dureza defensiva, y que aporta sobre todo rebote defensivo. Es muy joven, pero tiene ya experiencia en ACB y LEB Oro, y si el año pasado fue cedido por Manresa a Lérida, al parecer Oriola se ha desvinculado del club de ACB y por tanto llega a Huesca en calidad de fichado y no de cedido.

CON MUCHAS GANAS

El propio jugador leridano, ahora mismo de vacaciones, decía ayer que ha habido motivos de peso para elegir Huesca. "Tenía una oferta de renovación en Lérida, y otras dos ofertas de mayor potencial económico, pero me he decantado por Huesca. Es el club idóneo para crecer, un club ambicioso pese a su humildad y que apuesta por los jugadores jóvenes. Y sobre todo ha influido Quim Costa. Se interesó mucho desde el principio por contar conmigo. Es un gran entrenador, que hace mejorar mucho a los jugadores, y la verdad es que la principal razón para ir a Huesca es Quim Costa".

Y llega a Huesca conociendo ya la categoría. "El año pasado fue el primero en Oro y además, el primero con más minutos y responsabilidad. Me he podido foguear y sentirme importante, y ahora se trata de consolidarse, de seguir mejorando y así tratar de dar ese salto para llegar arriba. Espero que Huesca me dé esa oportunidad de progresar y yo dé un buen año al club".

UN INTERIOR POLIVALENTE

Como jugador, asegura que "soy más un cuatro que un cinco, pero me ha tocado jugar últimamente más de cinco. Alterno las dos posiciones, pero lo que tengo claro es que estoy a las órdenes del técnico, para ayudar en lo que sea. Pienso que soy un jugador versátil, que aprovecha las condiciones de mi defensor. Si es más grande y lento, juego de cara y con velocidad, y si es más pequeño, ataco dentro".

De momento es el primer fichaje del proyecto 2013-14, y tiene ganas de empezar a conocer a los que serán sus compañeros. "La verdad es que tengo unas ganas locas de empezar, y si fuera hoy, sería todo un lujo. Vamos a ver si van saliendo los nombres, pero estoy seguro de que van a hacer un equipo competitivo".

El año pasado, como ya se ha dicho, se enfrentó al Peñas, otro de los factores que le han decidido. "Era un equipo agresivo los cuarenta minutos, que si podían corrían y jugaban alegre. Un equipo algo diferente a otros, y con un estilo idóneo para los jóvenes y al que creo que me puedo adaptar perfectamente. La verdad es que como rival me gustaron".

Y sobre el partido en Huesca, también se quedaba con el ambiente. "La gente anima todo el rato, y va mucha gente al pabellón. Había buen ambiente, y la gente empujaba cuando el equipo iba mal y cuando iba bien. Espero hacer buenas migas con esa afición y darle alegrías".