print
 
ATLETISMO

La Isinbayeva de Estadilla

Alicia Raso, en el salto espectacular que le valió el récord nacional juvenil y la mínima absoluta y mundialista.
12
La atleta de Hinaco Monzón Alicia Raso pulveriza el récord de España juvenil de pértiga con un salto espectacular



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
19/01/2015

HUESCA.- Alicia Raso se sigue ganando a pulso en cada competición el apodo de la "Isinbayeva de Estadilla", por el recuerdo -obviamente salvando las distancias- de la plusmarquista mundial rusa que se retiró con registros que nadie ha podido superar. La atleta de Hinaco Monzón pulverizó el sábado en Zaragoza todos los registros habidos (y con tiempo suficiente por haber) con un espectacular vuelo que le permitió franquear el listón en 3.90 en el concurso de salto con pértiga. Con este registro mejora los 3.70 con que despidió el año en San Sebastián con un récord nacional cadete y se estrena como juvenil con otro récord de España que a su vez supone mínima para el Campeonato de España absoluto y para el Mundial juvenil de Cali el próximo verano. Ni qué decir tiene que este espectacular "mordisco" de 20 centímetros a su propia marca (y se dice pronto) destroza todos los récords de Aragón y de su propio club.

Richi Verdugo, su entrenador, confiesa que "no esperaba" que saltara tan pronto 3.90. "Fuimos a competir pero a modo de entrenamiento. Se fue encontrando a gusto y pasó bien el listón en 3.70 igualando su marca y después hizo el 3.80 en el segundo intento, que ya era la mínima del absoluto y del Mundial. Continuó con 3.90, lo pasó a la tercera y ahí paramos".

El técnico se deshizo en elogios hacia la jovencísima atleta, de 15 años, que cumple su tercera temporada practicando el atletismo con una progresión magnífica. "Supone un premio al esfuerzo y al sacrificio de una chica tan joven. A su edad da gusto ver cómo está entregada en cuerpo y alma al atletismo. Estas marcas que va sacando le ayudan también a ganar motivación para seguir entrenando de cara a sus próximos objetivos y sobre todo al Mundial de Colombia".

Motivación que no solo implica a la propia atleta "sino también a toda la gente que tiene a su alrededor", destaca Verdugo, que admitía ayer que todavía estaban un poco en la nube "porque aún no hemos terminado de asimilar la situación por lo pronto que ha llegado".

El preparador recalcó el enorme mérito que tiene la estadillana, "la gente igual lo ve fácil pero hay que destacar que Alicia es la chica de su edad que más ha saltado en toda la historia del atletismo español, que ahora ya se pone entre las cinco mejores absolutas del ranking nacional y la pretensión que tenemos es la de seguir mejorando y nos deja unas sensaciones muy buenas de cara a los próximos meses. Con trabajo, un poco de suerte y si las lesiones le respetan".

Ricardo Verdugo no contemplaba el 3.90 para el sábado, "sí que saltara 3.80, incluso en diciembre". Está convencido de que "puede saltar eso y más. Lo que ha conseguido no es fruto de la casualidad. Sé lo que está haciendo, cada día intenta ser más competitiva y es muy tenaz porque objetivo que se marca, objetivo que cumple. Es muy joven y puede mirar muy alto. Cualquier cosa que digamos ahora, se puede quedar corta en el futuro".

Recordó que cuando terminó el año como cadete con 3.70 ya estaba entre las 15 o 20 mejores de Europa y que, por establecer una comparación ambiciosa, "Isimbayeva, con dos años más, estaba en 4.10". En opinión del entrenador, "lo importante no es lo que está saltando ahora, sino lo que puede lograr más adelante. Ahora mismo prefiero no aventurarme, ni condicionarla, ni meterle más presión. Sigue mejorando, que es lo que importa".

Ricardo Verdugo destaca de Alicia Raso "su forma de ser, tiene un carácter que le viene que ni pintado para este deporte y esta disciplina porque le echa mucha garra, y después destaca por su constancia, su esfuerzo, su sacrificio. Todo es digno de admirar para la edad que tiene".

Y, según su entrenador, "lo bueno de todo es que puede mejorar mucho". En ese margen de mejora apunta que están trabajando en perfilar toda la técnica. "Estamos en las primeras fases del salto y, por ejemplo, debe trabajar para mejorar el franqueo del listón y pulir cosas que son ya de una atleta mayor. Hay que tener en cuenta que Alicia solo lleva dos años saltando y hay aspectos que no se han fijado todavía. Costará porque es cuestión de tiempo pero tiene una gran disciplina y siempre va sumando cosas".

"NO ME LO ESPERABA"

Alicia Raso confesó que se sorprendió a sí misma cuando voló por encima de 3.90. "No me lo esperaba siendo tan pequeña. Estoy muy contenta. Cuando salté 3.80 me quedé flipando y con el 3.90 no me lo creía. Aunque haya conseguido de golpe el récord y las mínimas para el absoluto y para el Mundial, hay que continuar entrenando y seguir mirando hacia arriba", destacó la estadillana.

La pertiguista no tiene fijado un techo y su aspiración es el día a día, "siempre espero saltar un poco más". No en vano acaba de iniciar su tercera temporada en el atletismo y siempre ha estado progresando. "Con el poco tiempo que llevo es normal que vaya subiendo de marca, aunque también es cierto que es raro que en tan poco tiempo suba tanto".

Una competición en el instituto, cuando estaba en 2º de la ESO, fue la que le enganchó al atletismo, motivada por una buena marca y por el ánimo que le dio su profesora. "Probé con la pértiga, pero también hago vallas y longitud". Sin embargo, se queda sobre todo con la pértiga, "es una disciplina muy técnica que exige tener fuerza y agilidad". Dos condiciones que posee y una mejora que ella misma advierte. "Todavía no hemos llegado a la parte de arriba del salto, de momento lo que llevo bastante bien es la carrera y la entrada".