print
 

Policlínica Alto Aragón incorpora una Unidad de la Mujer

Ana Aldea, especialista en radiodiagnóstico, se ha incorporado recientemente a la unidad.
El centro insiste en la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo. Se calcula que afectaría a una de cada ocho, pero a pesar de que su incidencia va aumentando, su mortalidad ha ido disminuyendo gracias a las mejoras en el diagnóstico precoz y a los tratamientos disponibles. Esto hace que las posibilidades de curación sean muy altas, incluso del cien por cien si se detecta en su etapa inicial.



D.A.
25/05/2015

HUESCA.- La nueva Unidad de la Mujer creada por Policlínica Alto Aragón ofrece un servicio médico integral a las mujeres. Comprende la realización de pruebas y exploraciones preventivas: diagnóstico, tratamiento y si es necesario la aplicación de técnicas de cirugía plástica reparadora y estética. Como novedad, el centro ha creado la primera Unidad de Patología Mamaria, a la que se ha incorporado recientemente Ana Aldea Martínez, especialista en radiodiagnóstico con experiencia en patología mamaria. La especialista insiste en la importancia de la prevención y del diagnóstico precoz, y para ello se trabaja con un equipo multidisciplinar, que analiza todos los aspectos médicos relacionados con la patología mamaria.

Ana Aldea recuerda que "a partir de los cuarenta años se recomienda realizar mamografías para detectar posibles alteraciones en la mama", aunque esta edad podría variar si existen antecedentes de patologías en familiares de primer grado. Para ofrecer las mayores posibilidades de curación es esencial disponer de un completo estudio inicial y así poder personalizar el tratamiento e intentar realizar el acto quirúrgico en un sólo tiempo. Desde el centro se considera fundamental el screening anual con exploración física desde la consulta, y el apoyo de un servicio de radiodiagnóstico que realizará las técnicas de imagen más adecuadas: mamografía digital y ecografía mamaria y axilar, resonancia magnética nuclear mamaria y galactografía, así como de radiología intervencionista, con la realización de biopsia con aguja gruesa y fina, marcaje con arpón con control ecográfico, mamográfico y con resonancia.

Al ser la prevención lo más importante, se recomienda la realización de chequeo ginecológico que incluye desde una revisión ginecológica, citología vaginal y colposcopia, ecografía vaginal, mamografía, ecografía, densitometría y, en caso de que fuera necesario, resonancia magnética de mama.

El centro trabaja también con un equipo de cirujanos plásticos y estéticos para poder realizar reconstrucción de mama o cirugía del linfedema, y así minimizar el impacto psicológico garantizando el mejor resultado estético para la paciente. Además, el servicio de cirugía plástica y estética oferta una amplia gama de cirugía plástica y estética para la mujer.