Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
JUEVES
26
NOVIEMBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

CUADERNOS ALTOARAGONESES
 

Castejón de Monegros: el general Ignacio Gabasa Anoro

El General Ignacio Gabasa Anoro
12



Por Santiago BROTO APARICIO
26/09/2010

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 1 votos


Figura destacada de este pueblo monegrino, en el siglo XX, ha sido Ignacio Gabasa Anoro, hombre ejemplar, de larga, azarosa y densa vida militar, con valentía y disciplina acreditadas en múltiples oportunidades -que luego expondremos-, acendrado espíritu de servicio y honorabilidad probada, atento y afable de trato, un caballero íntegro. Nació allí el 31 de julio de 1900 y era hijo de Manuel Gabasa y de María Anoro.

Terminados los estudios primarios, a los quince años de edad sentó plaza de voluntario, por tiempo de cuatro anualidades, en la Primera Compañía del Primer Batallón del Regimiento de Infantería Galicia n° 19, de guarnición en Zaragoza, en calidad de educando de cometas, a cuya Unidad perteneció hasta julio de 1918, en que la misma fue trasladada a guarnecer la plaza de Jaca, pasando en agosto siguiente a ser soldado de 2ª al ratificar, de nuevo, su condición de voluntario.

Ascendido a Cabo, por elección, en septiembre de 1918, allí permaneció hasta el fin de octubre de 1919, en que se dispuso se integrara en la plantilla de la Zona de Huesca n° 34, en la que prestó servicios de escribiente hasta el mismo mes de 1920, fecha en que retornó a su Regimiento en la ciudad jaquesa, siendo promovido al empleo de Sargento de la Compañía de Ametralladoras.

En agosto de 1921, fue incorporado al Batallón de Cazadores Ciudad Rodrigo n° 7, con sede en Larache, marchando al día siguiente al Campamento de Mensak (Alcazarquivir), participando en la toma y recuperación de las posiciones llamadas Serilla y Akba-el-Kola y diversos asaltos y combates en esta zona, así como en la defensa de lo puestos avanzados conquistados, por cuya actuación eficaz y rápida, recibió su Unidad la felicitación del alto mando. Luego su Sección estuvo acampada en el Campamento de Tefler, continuando interviniendo en las muchas operaciones que desde el mismo se planearon.

En los inicios de 1922, se encontraba en el Campamento de Muires estado presente en la reconquista de los puestos avanzados de Hauma, Kala el Aill, Ferrara y Soldevilla y en numerosas expediciones bélicas, luchas y asaltos emprendidos por nuestras tropas en este Sector; y en la tercera decena de agosto de este año estuvo hospitalizado por enfermedad, disfrutando de una licencia de dos meses en Yamuza (Jaén).

En enero de 1923, cumpliendo ordenes superiores, se incorporó al Grupo de Fuerzas Regulares de Alhucemas n° 5 y con ellas estuvo presente en gran número de batidas, asaltos, protección de convoyes, conquista y defensa de cotas y una larga lista de servicios en primera línea, destacando especialmente su esforzada actuación en las acciones del 28 al 31 de mayo, en las que su Sección cargó valientemente contra el enemigo y le obligó a desalojar una trinchera, luchando cuerpo a cuerpo, por las que recibió la Medalla Militar; así como en las del 22 de junio de dicho año, en las que yendo en la vanguardia de una columna, desplegó su Sección, bajo un intenso tiroteo, de tal modo que pudo proteger el avance de las restantes fuerzas, teniendo muchas bajas en los hombres a su cargo y resultando él mismo herido de bala en la cabeza y pierna izquierda, permaneciendo, no obstante, sin retirarse hasta que se concluyó el ataque, recibiendo por Orden de 11 de julio la Cruz de Plata del Mérito Militar con distintivo rojo.

A consecuencia de aquellas heridas regresó a Málaga en el vapor Barceló y de esta ciudad fue trasladado en tren-hospital e ingresado en el Hospital Militar de Carabanchel, de Madrid, en el que permaneció hasta su total restablecimiento.

Volvió a incorporarse a su Tabor en fecha 20 de octubre de 1923, continuando su actividad bélica en los principios del año 1924 y especialmente el 27 de febrero, protegiendo un convoy, bajo un intenso fuego de fusilería estuvo en la toma de la Loma de los árboles, dando muestras una vez más de su audacia y valor. Recibió en fecha 20 de marzo la Medalla de Sufrimientos por la Patria por las heridas sufridas el año anterior y el 6 de julio embarcó para Ceuta, vivaqueando varios días en la playa y participando en varias ofensivas, resultando herido en una de ellas, realizada el día 30, por lo que tuvo que ser evacuado a los Hospitales de Málaga y San Sebastián, concediéndosele el Distintivo de Regulares de Infantería con una barra roja y por R.O. de 18 de noviembre, ascendido a Suboficial por los méritos contraídos en el periodo de operaciones; y se le distinguió con la Medalla Militar de Marruecos con los pasadores de Larache y Melilla.

En 8 de abril de 1925 se le otorgaba la Cruz de Plata del Mérito Militar sencilla por sus hazañas en la guerra de África y se añade una Barra más al Distintivo de Regulares que poseía. En el reconocimiento sufrido el día 15 del mismo mes, en el Hospital Militar de San Sebastián, se le declaró Inútil Total por padecer fractura del cúbito y radio izquierdo viciosamente consolidada, determinante de grave trastorno funcional en los movimientos de la mano y antebrazo consecutivos de herido de arma de fuego en acciones de guerra y se le concedió otra Medalla de Sufrimientos por la Patria pensionada. Fue dado de alta en aquel centro hospitalario el 27 de diciembre de 1925.

En 1926 se le concedieron merecidamente, todas ellas por la Campaña de Marruecos, dos Cruces de Plata al Mérito Militar, una pensionada. Y en 1927 se aprobaba su ingreso en la 1ª Sección del Cuerpo de Inválidos Militares, por cuyo motivo causó baja en el Grupo de Regulares de Alhucemas n° 5, siendo merecedor de la Medalla de la Paz de Marruecos, creada por Real Decreto de 21 de noviembre de este mismo año.

Por una disposición de 29 de julio de 1929 se le concedía el empleo de Alférez y por otra de 9 de noviembre se le daba real licencia para contraer matrimonio con doña María del Carmen Benito Viarte, enlace que se produjo el 15 de octubre, realizando el viaje de bodas a París y otras ciudades francesas, con regreso el 1º de noviembre.

En 1930 el Gobierno le confería la Cruz de Caballero de la Orden del Mérito Civil y octubre del mismo año presentaba certificación relativa al uso por su parte de la Medalla de Plata conmemorativa de la Jura de S.M. el Rey don Alfonso XIII.- Y en 28 de julio de 1932 se le otorgaba el ascenso al empleo de Teniente, por antigüedad, así como en 1934 cumplía los veinticinco años de servicios en el Ejército.

El Alzamiento nacional de 1936 le sorprendió hallándose en la Villa de Sariñena, en donde por entonces residía, siendo objeto, desde los primeros días, de vigilancia y persecución por parte de los elementos marxistas allí dominantes que desconfiaban de su actitud, por lo que fue detenido en varias ocasiones y tras varias vicisitudes puesto en libertad, hasta que decidieron que, dada su condición, prestara servicios burocráticos en la Comandancia Militar de Barbastro, a la que se desplazó, pero por efecto de seguir sospechando los mandos de aquélla de su conducta, se le detuvo de nuevo y procesado ante un Tribunal Popular, éste lo mantuvo encarcelado desde el 1 de enero hasta el 25 de marzo de 1938 en que, con otros presos, fue evacuado hasta Tamarite de Litera, a cuya Villa llegó en la madrugada del 26, permaneciendo en ella hasta el 28, y hallándose todos los prisioneros formados y dispuestos a emprender la marcha por jornadas, por haber ordenado el mando rojo su traslado a diversas cárceles de la retaguardia, hizo acto de presencia la aviación nacional y aprovechando el pánico y confusión que ello produjo, logró Ignacio Gabasa burlar la vigilancia y saltando por encima de las tapias, huir hacia el monte, procurando orientarse hacia los puntos por donde iban avanzando las fuerzas nacionales; y así llegó, venciendo diversas penalidades y superando, con decisión y prudencia, toda clase de riesgos, el día 30 a la ciudad de Monzón, en el mismo momento en que las unidades del Ejército de Franco hacían su entrada, presentándose seguidamente al Jefe que las mandaba.

Tras las informaciones pertinentes sobre su actividad en la zona roja, tuvo todos los pronunciamientos favorables y, ante sus reiteradas solicitudes se le destinó al 2° Tabor de Regulares de Alhucemas n° 5, afecto a la 12 División del Ejército del Turia, en el frente de Valencia, en la que prestó los servicios de su clase, así como los de Ayudante del Coronel Jefe de la Segunda Brigada.

Ascendió al empleo de Capitán el 31 de julio de 1939, quedando adscrito al Cuerpo de Inválidos, en el que permaneció ya los años siguientes, y por Orden de 3 de agosto siguiente, se le concedieron la Medalla de la Campaña y la Cruz de Guerra. En 1942 fue distinguido con la Medalla Militar colectiva así como con las condecoraciones alemanas de la Cruz del Mérito del Águila y el Collar de la Orden Civil de las Águilas; Y en 8 de enero de 1943 y 17 de abril de 1946 la Cruz y la Placa de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

En 30 de julio de 1949 alcanzó la graduación de Comandante siguiendo en su pertenencia a la Comisión Inspectora Provincial de Madrid, en la que continuaba aún, pasados varios años, cuando por Orden de 31 de julio de 1956 fue promovido al empleo de Teniente Coronel, por reunir las condiciones establecidas en el vigente Reglamento del Cuerpo de Inválidos Militares.

Y en la misma situación anterior, recibió en 31 de junio de 1964, el empleo de Coronel, trasladando en el mes de agosto de 1966 su residencia desde Madrid a Santa Cruz de Tenerife y estando allí conoció el texto del Decreto 2952/1966 de 8 de noviembre, en el que, en consideración a las circunstancias que en él concurrían, se le ascendía al grado de General de Brigada. Y meses más tarde, en 28 de marzo de 1967 era merecedor de la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.

Regresado de nuevo a la capital de España en 1968, en ella permaneció hasta su fallecimiento en 11 de enero de 1974. La que antecede fue, en síntesis, la vida de un altoaragonés notable, al que hoy recordamos con afecto.

DOCUMENTACIÓN

Archivo General Militar de Segovia.- Hoja de Servicios.


Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 3

Enlace interno 2


Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
267 y 268 de 325

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí