Actualidad

SALIDA DE LA UE

Rechazar el acuerdo puede paralizar el "brexit"

El Gobierno británico trata de aumentar la presión sobre los diputados "rebeldes"

Rechazar el acuerdo puede paralizar el "brexit"
Rechazar el acuerdo puede paralizar el "brexit"
EFE

LONDRES.- El Gobierno británico advirtió este viernes que rechazar del acuerdo sobre el "brexit" que se votará el próximo martes puede provocar una "parálisis" política y evitar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista para el 29 de marzo. En una jornada en la que se celebró la tercera de las cinco sesiones de debate previstas sobre el acuerdo en la Cámara de los Comunes, el Ejecutivo conservador trató de aumentar la presión sobre la facción de diputados de su propio signo y del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) que se oponen al texto.

A pesar de esos esfuerzos, la primera ministra, Theresa May, parece abocada a perder una votación que ya pospuso a principios de diciembre para evitar una derrota. "Si nosotros, como clase política, no logramos hacer realidad el "brexit", se produciría una profunda ruptura de la confianza de los ciudadanos hacia los políticos. Creo que nos arrepentiríamos durante muchas generaciones", advirtió el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt. Al mismo tiempo, la ministra de Trabajo y Pensiones, la también conservadora Amber Rudd, alertó de que la falta de consenso en el Parlamento sobre el rumbo que debe seguir el país puede abocarlo a una ruptura no negociada con la UE.

"Trabajaré con mis compañeros para asegurarnos de que eso no ocurre. Estoy comprometida con tratar de obtener el mejor resultado para este país, lo que pasa por apoyar el acuerdo de la primera ministra", subrayó. May se enfrenta al rechazo al acuerdo por parte de decenas de diputados de su propia formación, el Partido Conservador, descontentos con el mecanismo de salvaguarda diseñado para evitar una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Esos "tories", igual que el DUP, temen que esa cláusula mantenga atado al Reino Unido a las estructuras comunitarias por un periodo indefinido, mientras Londres y Bruselas no firmen un nuevo tratado comercial bilateral, lo que puede tardar años.

El Gobierno ha explorado la posibilidad de que algunos diputados laboristas rebeldes respalden su pacto ante el temor a que tumbarlo signifique cancelar la salida de la UE.

Etiquetas