Actualidad

PENSIONES

El gasto en pensiones supondrá el 10,8 por ciento del PIB en 2019

Crecerá un 6,4 % hasta alcanzar los 135.267,63 millones de euros

El gasto en pensiones supondrá el 10,8 por ciento del PIB en 2019
El gasto en pensiones supondrá el 10,8 por ciento del PIB en 2019
EFE

MADRID.- El gasto en pensiones contributivas crecerá un 6,4 % en 2019, hasta 135.267,63 millones de euros, lo que equivale al 10,8 % del PIB, mientras el Gobierno tratará este año de cerrar un acuerdo político y social para un plan a corto plazo que permita inyectar ingresos a la Seguridad Social.

"Está claro que hay que inyectar ingresos para pagar las prestaciones del sistema", dijo este jueves la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, durante la presentación de los Presupuestos de su departamento, en la que ha abogado por fomentar "más empleo y mejor retribuido".

Entre las medidas a incluir en ese plan habrá que ver los gastos y prestaciones que tendrán que abonarse con cargo a las cotizaciones sociales y los que pagarán el Estado con impuestos, aunque el Gobierno esperará a las conclusiones del Pacto de Toledo y a las propuestas de los agentes sociales.

Valerio descartó otras medidas como elevar la edad legal de jubilación más allá de los 67 años o subir la vida laboral con la que se calcula la pensión por encima de los últimos 25 años.

No obstante, afirmó que es deseable que los trabajadores sigan activos en la medida de lo posible hasta la edad legal de jubilación, si bien reconoció que desde la propia Administración se ha favorecido la jubilación antes de tiempo. Por ello, explicó que los Presupuestos de 2019 contemplan que los mayores de 52 años no se verán obligados a jubilarse en cuanto cumplan los requisitos para hacerlo de forma anticipada, ya que no ve justo que se les "condene" a una pensión reducida.

El aumento del gasto en pensiones para este año es consecuencia de la subida del 1,6 % de las pensiones en general y del 3 % de las mínimas, así como de la paga adicional para compensar las pensiones por la desviación de una décima de la inflación en 2018.

Esta paga adicional, con un coste de 127 millones, se abonará a finales de febrero y supondrá un abono de en torno a 13 euros de media por persona, una cifra algo inferior por pensión, dado que hay personas que compaginan dos prestaciones.

No hay que esperar a la aprobación de los Presupuestos, puesto que la subida de las pensiones se adelantó por decreto ley el pasado 28 de diciembre para que pudiera ser efectiva desde el 1 de enero.

Para el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, lo importante de la paga compensatoria no es la cuantía, sino el hecho de que se haya recuperado este mecanismo para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones que se había derogado con la reforma del PP de 2013.

Etiquetas