Actualidad

JUICIO DEL PROCÉS

El Tribunal Supremo sopesa retrasar el juicio del procés

Los políticos independentistas serán trasladados este viernes a cárceles de Madrid

El Tribunal Supremo sopesa retrasar el juicio del procés
El Tribunal Supremo sopesa retrasar el juicio del procés
EFE

BARCELONA.- El Tribunal Supremo estudiaba este jueves retrasar al 12 de febrero el inicio del juicio por el procés, en la víspera de que comenzase el traslado de los nueve independentistas presos a Madrid, una operación en la que el Gobierno y la Generalitat apelan a la discreción y la "serenidad" para evitar incidentes.

Según confirmaron fuentes jurídicas, el tribunal estaba todavía perfilando el auto de admisión de las pruebas solicitadas por las defensas en sus escritos, lo que puede obligarle a posponer hasta el 12 de febrero el inicio de la vista oral, que en un principio pretendía empezar en torno al día 5 de febrero.

A la ingente prueba planteada por los abogados, que suman 1.800 folios frente a las 300 de las acusaciones, se añaden las peticiones del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, para que el Supremo garantice un margen de tiempo entre el señalamiento del juicio y su inicio, que permita organizarse a los equipos jurídicos de las defensas.

El pasado 23 de enero, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, informó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de que el Supremo tenía previsto comenzar el juicio "en fechas próximas" al 5 de febrero, con el fin de que pusiera en marcha los trámites para conducir a los reclusos a cárceles de Madrid.

Tanto el Departamento de Justicia como el Ministerio de Interior, responsable de las cárceles del resto de comunidades, mantienen una férrea reserva sobre los detalles del dispositivo de traslado, que está previsto que comience en las próximas horas.

La discreción del Gobierno y de la Generalitat para las conducciones de los presos -en dos fases que irán a cargo de los Mossos d`Esquadra y de la Guardia Civil- obedece a su temor a posibles incidentes en caso de que movimientos próximos a los CDR pretendan convocar movilizaciones para impedir el paso a la comitiva policial.

De hecho, la consellera de Justicia, Ester Capella, pidió que el traslado de los nueve líderes independentistas presos a Madrid para el juicio por el procés se lleve a cabo con "serenidad", tras insistir en que este es el deseo de los propios internos y de "sus familias".

En su intervención en la comisión de Justicia del Parlament, la consellera hizo un llamamiento al "civismo", cuando "quedan horas para que los presos salgan hacia Madrid" para ser juzgados por unos delitos que, dijo, "no han cometido".

Según insistió Capella, "a las puertas del traslado" llega el momento de "volver a demostrar que el independentismo es cívico y pacífico".

A este respecto, se reiteró que el Tribunal Supremo garantizará que los nueve líderes soberanistas serán tratados en el juicio con la "máxima dignidad y respeto", para evitar que no sufran "ningún componente de penosidad" ni "exposición que les genere la más mínima incomodidad" tanto en los trayectos como en el edificio.

En un encuentro con periodistas, el presidente del Supremo y del Poder Judicial, Carlos Lesmes, quiso deja clara "la voluntad del tribunal de respetar al máximo la dignidad de los procesados".

Y el Govern mantendrá este sábado una reunión extraordinaria y, posteriormente, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, hará una declaración institucional con motivo del traslado.

Torra tiene previsto desplazarse, antes de la reunión del Govern, al centro penitenciario Brians 2 para mostrar su apoyo a los presos independentistas: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

Etiquetas