Actualidad

PREVISIÓN ECONÓMICA

El BBVA cree que la subida del salario mínimo restará empleos

Según los analistas de la entidad financiera, lastrará 60.000 puestos de trabajo este año y alcanzará un impacto de unos 160.000 a largo plazo

El BBVA cree que la subida del salario mínimo restará empleos
El BBVA cree que la subida del salario mínimo restará empleos
S.E.

MADRID.- El BBVA Research cree que la subida del salario mínimo en España lastrará en unos 60.000 puestos de trabajo la creación de empleo durante este año, aunque todo dependerá de si se logra o no aumentar la productividad y si el incremento salarial se traslada a los precios o lo absorben las empresas.

Según explicaron este miércoles los principales analistas de la entidad, a medio plazo, y en ausencia de incrementos de la productividad que lo compensen, el impacto podría ser aún mayor y superar incluso los 160.000 empleos.

Además, afectaría a los colectivos especialmente vulnerables, además de a sectores y regiones más expuestos a la utilización del salario mínimo interprofesional (SMI).

Jorge Sicilia, director del BBVA Research y economista jefe del Grupo BBVA, dijo que aún es pronto sin embargo para afirmar que la subida del SMI se haya dejado sentir en los últimos datos conocidos sobre la evolución del mercado laboral en enero. "Algo se puede estar viendo, pero es muy pronto", señaló Sicilia, que consideró que los datos de afiliación habían sido "algo peor de lo esperado, especialmente en el sector servicios".

Además, en algunas comunidades más expuestas al SMI como Extremadura y Canarias se vieron deterioros, pero en otras igual de expuestas no hubo empeoramientos, por lo que Sicilia consideró precipitado concluir que la subida de ese salario ya esté lastrando la creación de empleo.

En cualquier caso, el BBVA Research considera que este año la subida del SMI restará entre 20.000 y 75.000 empleos, una amplia horquilla que dependerá de si los empresarios absorben totalmente el impacto del incremento a costa de reducir márgenes o si por el contrario lo trasladan a los precios.

Además, el resultado final del alza del 22,3 % del SMI dependerá de si se logra aumentar la productividad a través de políticas activas de empleo.

Para la entidad de análisis, el escenario central (el más probable) es que para este año se resten 60.000 empleos, mientras que para un plazo medio, de entre tres o cuatro años, esa cifra alcanzaría los 160.000 empleos.

En el caso del medio plazo, el BBVA Research advirtió de que la cifra podría llegar incluso a 319.000 puestos de trabajo si las empresas trasladasen totalmente a los precios los efectos de la subida y en ausencia de medidas para elevar la productividad, un escenario muy poco probable.

A corto plazo, el alza del SMI podría incrementar la remuneración de los asalariados entre una y dos décimas entre este año y el próximo si las empresas absorben la revalorización y, por tanto, su nivel de gasto, algo que impulsaría la economía, explicó. Sin embargo, a largo plazo, el impacto sería negativo, si no se lograse aumentar notablemente la productividad y la eficiencia de las políticas de empleo.

En su opinión, ya en 2018 se notó cómo las empresas estaban reduciendo sus márgenes, por lo que no es previsible que toda la subida del SMI se vaya a trasladar a precios.

BBVA Research considera que en 2019 la ocupación crecerá el 2,1 %, cinco décimas menos que en 2018, al tiempo que la tasa de paro se reducirá en 1,5 puntos, hasta el 13,8 %.

Etiquetas