Actualidad

INFLACIÓN DE ABRIL

La Semana Santa empuja los precios en el mes de abril

De confirmarse el 14 de mayo, encadenaría tres meses consecutivos de ascenso

La Semana Santa empuja los precios en el mes de abril
La Semana Santa empuja los precios en el mes de abril
R.G.

MADRID.- El alza de los precios de los paquetes turísticos contratados en Semana Santa empujó la inflación de abril al 1,5 %, dos décimas más que en marzo, aunque la mayoría de los analistas consultados por EFE considera que son tasas moderadas.

El INE publicó este martes el indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC) que, de confirmarse el 14 de mayo, encadenaría tres meses consecutivos de ascenso (1,1 % en febrero, 1,3 % en marzo y 1,5 % en abril) tras haber registrado un menor crecimiento en enero.

También el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro- creció en abril el 1,6 %, tres décimas más respecto al mes anterior, mientras que en tasa mensual aumentó el 1,1 %.

La inflación general en abril subió el 1 % en su variación mensual, frente al 0,8 % de marzo.

La economista sénior de Funcas María Jesús Fernández ve moderado el incremento del IPC y considera que ha obedecido sobre todo al aumento de los precios de los servicios como consecuencia de la Semana Santa, que este año ha caído en abril.

En su opinión, la inflación empezará a disminuir en mayo hasta tasas del 1,1 % con la previsión de repuntar al 1,7 % a finales de año debido a una futura escalada de los precios energéticos que previsiblemente aumentarán más de lo que lo hicieron el ejercicio pasado.

También considera adecuada la evolución de la inflación subyacente (que excluye los componentes más volátiles: energía y alimentos frescos) y que en la actualidad está en torno al 0,7 %, al tiempo que no cree que un nuevo Gobierno socialista con políticas de aumento de gasto público que fomenten el consumo pueda incidir en un incremento de los precios.

"Actualmente se rompe la vinculación que podría existir entre un crecimiento de la demanda y un crecimiento de la inflación debido a la globalización y el aumento de la competencia", apunta.

Y destaca que habría que analizar si el alza del salario mínimo a 900 euros podría incidir en ciertos servicios con mayor uso de mano de obra como la hostelería o los servicios personales.

Desde Analistas Financieros Internacionales, Diana Posada señala que aunque los salarios han crecido en todos los sectores, de momento el impacto en los precios es limitado.

Etiquetas