Actualidad

CUMBRE MUNDIAL

España acude al G20 sin esperar avances, pero no admitirá retrocesos

La cita llega en un momento complicado en las relaciones internacionales, con varios frentes de tensión abiertos

España acude al G20 sin esperar avances, pero no admitirá retrocesos
España acude al G20 sin esperar avances, pero no admitirá retrocesos
EFE

MADRID.- España acude a la cumbre del G20 de Osaka (Japón) con pocas esperanzas de que haya avances en materia de comercio internacional y de lucha contra el cambio climático con respecto a la última reunión del grupo en Buenos Aires, pero espera, en cualquier caso, que no haya más retrocesos.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha viajado esta noche a Osaka para asistir a su segundo G20 -que se celebra el viernes y el sábado- en este momento complicado en las relaciones internacionales, en plena guerra comercial entre China y Estados Unidos que también afecta a Europa, y con el debate abierto sobre el clima, marcado por la actitud desafiante de Donald Trump.

Un momento, además, que no es menos difícil en materia de política nacional, porque el líder socialista aún no cuenta con los votos suficientes para su investidura.

La cumbre de Osaka se celebrará justo antes de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo prevista para el día 30 y que tiene que llegar a un acuerdo sobre el reparto institucional de la UE, por lo que es previsible que Sánchez discuta el asunto en las bilaterales que tendrá en Japón con otros líderes europeos, entre ellos la alemana Angela Merkel y el francés Emmanuel Macron.

Ya a su llegada a la cumbre, Sánchez tendrá una primera reunión de coordinación con los jefes de Gobierno europeos que estarán en Osaka: Merkel, Macron, la todavía primera ministra británica, Theresa May, el jefe de Gobierno holandés, Mark Rutte y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Además quiere verse con los asistentes iberoamericanos a la cumbre, aunque está aún por cerrar, y en el que estarían el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el de Argentina, Mauricio Macri, el de Chile, Sebastián Piñera, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Y habrá, como es previsible, varias reuniones bilaterales que Sánchez espera tener con distintos líderes, entre los que en principio no se encuentra el presidente estadounidense.

Esta cumbre comienza ya con dificultades porque está siendo complicado consensuar los asuntos más espinosos.

Etiquetas