Actualidad

PACTOS DE GOBIERNO

Máxima incertidumbre ante la investidura "atascada" de Pedro Sánchez

El candidato del PSOE no está dispuesto a ceder a Podemos Hacienda, Trabajo, Transición Ecológica ni Igualdad

Máxima incertidumbre ante la investidura "atascada" de Pedro Sánchez
Máxima incertidumbre ante la investidura "atascada" de Pedro Sánchez
EFE

MADRID.- A pocas horas para la decisiva votación de la investidura de Pedro Sánchez en el Congreso, las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos siguen aparentemente encalladas ante la falta de acuerdo en el reparto de competencias.

Frente al bloqueo manifiesto, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha telefoneado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para comunicarle -según fuentes de la formación morada- que no estaba dispuesto a cederle competencias en Hacienda, Trabajo, Transición Ecológica ni Igualdad y que ésa era su "última palabra".

Al margen de los contactos telefónicos de toda la jornada, la última reunión cara a cara la han mantenido este miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el dirigente de Podemos Pablo Echenique.

Concluía al mediodía con una nueva oferta del PSOE que no era bien acogida por el partido de Pablo Iglesias.

Ante la prisa que imponen los tiempos, el PSOE apremiaba a Podemos para que diera una respuesta rápida a esta su última propuesta, porque cada vez queda menos para la segunda y decisiva votación en el Congreso, prevista para las dos y media de la tarde del jueves.

Buena prueba de que no hay nada decidido es que la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, ha solicitado al Congreso poder emitir su voto telemático hasta cinco minutos antes de que comience el pleno y la Mesa de la Cámara se lo ha concedido.

Entretanto, la formación de Pablo Iglesias ha insistido en denunciar que los socialistas no quieren compartir "ninguna competencia social" y asegura que no pactará "a cualquier precio".

Fuentes de la formación morada recuerdan que quieren competencias para desarrollar políticas sociales en igualdad, trabajo, hacienda y transición ecológica", políticas que el PSOE no parece dispuesto a ceder.

Entienden además que "para aproximar posiciones con el PSOE" ellos ya renunciaron a ministerios de Estado como Interior, Justicia o Exteriores y han aceptado también el veto de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias, "algo inédito en los acuerdos de gobiernos de coalición".

"Y después de esto, el PSOE no está dispuesto a compartir ninguna competencia social", lamentan.

Unidas Podemos pone el acento en poder llevar a cabo medidas como la subida del salario mínimo a 1.200 euros, los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles, escuelas públicas y gratuitas de 0 a 3 años, reducción de tasas universitarias, bajada de la factura de la luz, medidas contra la emergencia climática o el impuesto a la banca para recuperar el rescate bancario.

Pese a todo, desde Unidas Podemos aseguran estar dispuestos a una nueva reunión de los equipos negociadores para tratar de llegar a un acuerdo que permita la elección mañana de Pedro Sánchez como presidente con la mayoría simple del Congreso, esto es, más síes que noes.

Y mientras en el partido de Pablo Iglesias se insiste en que el PSOE "se mueva algo" y "de momento no ha sido así", los socialistas han remarcado que su última oferta mejora la propuesta de los últimos días, por lo que es el partido de Pablo Iglesias el que debe dar una respuesta.

La consigna en el Partido Socialista, en cualquier caso, es no dar detalle alguno de la negociación o de lo que le está ofreciendo a Podemos, y por eso desde Ferraz se limitan a apremiar al partido de Pablo Iglesias a pocas horas de la votación final.

Al margen de que haya nuevos encuentros o no, Podemos insiste en que lo más importante es que los socialistas se abran a compartir las competencias de Gobierno, algo que pueden comunicar "físicamente, por mail o por Telegram.

Mientras llega o no se ese acuerdo o se produce la ruptura definitiva, el candidato y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha convocado a la Ejecutiva de su partido mañana por la mañana, antes de que se inicie el pleno del Congreso.

Una reunión que en principio iba a celebrarse hoy, y que ha sido aplazada a la espera de cómo se resuelven las negociaciones.

En esa Ejecutiva, el PSOE sopesa, en caso de que se cierre un acuerdo, convocar una consulta a la militancia para que se pronuncie.

La consulta, según fuentes socialistas, podría celebrarse este fin de semana, a posteriori de la investidura, ya que "no hay tiempo material para que sea antes".

Etiquetas