Actualidad

CRISIS HUMANITARIA

España ofrece a Open Arms el puerto español más cercano

La propuesta inicial del Gobierno era que el barco desembarcara en Algeciras

España ofrece a Open Arms el puerto español más cercano
España ofrece a Open Arms el puerto español más cercano
O.A.

MADRID.- El Gobierno de España ofreció este domingo al barco humanitario Open Arms que desembarque a los 107 migrantes que lleva a bordo en el puerto español más cercano a Lampedusa, donde el ministro italiano de Interior, Matteo Salvini, impide su entrada.

Previamente el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez había propuesto como alternativa para el desembarco el puerto de Algeciras que la ONG española Proactiva Open Arms rechazó por encontrarse muy lejano, a más de cinco días de navegación.

Fuentes del Ejecutivo español dijeron a Efe que el Gobierno había tomado esta decisión una vez recibió la contestación por parte del "Open Arms" de que sería "inviable" llegar a Algeciras en las circunstancias "críticas" que se viven a bordo, tras 17 días en el mar.

De ahí que la Marina Mercante española haya enviado dos comunicaciones al buque en las que se le pregunta qué consideran necesario "para que el viaje se realice en condiciones seguras" y se les ofrece el puerto más cercano como alternativa al de Algeciras, si bien aún no han sido contestadas.

En Twitter, el fundador de la ONG, Óscar Camps, consideró que no es viable el viaje marítimo hasta Algeciras.

"Después de 26 días de misión, 17 de espera con 134 personas a bordo, una resolución judicial a favor y 6 países dispuestos acoger, ¿quiere que naveguemos 950 millas, unos 5 días más, a Algeciras, el puerto más lejano del Mediterráneo, con una situación insostenible a bordo?", escribió Camps.

Este domingo varios de los rescatados se lanzaron al mar para tratar de llegar a nado a Lampedusa, de la que les separan escasos metros desde que el viernes entró en aguas territoriales italianas tras la autorización de un tribunal administrativo de aquel país que tumbó el veto de impuesto por Matteo Salvini.

El "Open Arms" fue autorizado esta semana por un tribunal italiano a navegar en aguas de ese país, pero el ultraderechista Salvini se niega a permitirle que entre en el puerto para desembarcar a los migrantes.

El sábado, presionado por el primer ministro, Giuseppe Conte, Salvini autorizó de mala gana el desembarco de los 27 menores no acompañados que estaban en el buque desde que el 1 de agosto fueron rescatados en el Mediterráneo.

Por otro lado, la Comisión Europea (CE) valoró este domingo la "solidaridad" de España y reiteró su disposición a coordinar el reparto entre los Estados miembros de estas personas.

"Felicito a España por su solidaridad al permitir el desembarco de los inmigrantes a bordo del Open Arms. La CE está preparada como siempre a coordinar el reparto de los desembarcados", escribió el comisario de Inmigración, Dimitris Avramópulos, en Twitter.

SALVINI MUESTRA SU ALEGRÍA AL CONOCER LA OFERTA

"El que la sigue la consigue". Así de satisfecho se mostró este domingo el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, después de que el Gobierno español decidiera ofrecer el puerto de Algeciras para el desembarco de los 107 migrantes.

"España abre sus puertos a los inmigrantes de la ONG Open Arms. ¡Bien! El que la sigue la consigue", escribió el ultraderechista en su cuenta de Facebook.

Y en un vídeo transmitido en directo se mostró orgulloso de haber "mantenido la cabeza muy alta" a lo largo de las más de dos semanas que dura la crisis del "Open Arms", que aun seguía fondeado frente al puerto de Lampedusa.

El líder de la Liga y vicepresidente italiano arremete contra "los falsos enfermos" y "los falsos menores", en referencia a los desembarcos parciales que se han permitido en Italia de algunas personas que necesitan atención médica, según la tripulación del barco, y de los 27 menores acompañados que descendieron por decisión de Giuseppe Conte.

"Llegan a tierra y cuando les preguntan quiénes son mayores de 18 años casi la mitad levantan la mano", afirmó Salvini, que se jacta de que "otro ministro habría cedido".

Etiquetas