Actualidad

PACTO LEGISLATURA

Sánchez accede a ver a Torra antes de las elecciones catalanas

El anuncio llegó después de que el presidente se reuniera en Moncloa con el portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián

Sánchez accede a ver a Torra antes de las elecciones catalanas
Sánchez accede a ver a Torra antes de las elecciones catalanas
EFE

MADRID/BARCELONA.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rectificó este jueves su intención inicial de posponer la mesa de negociación con la Generalitat para después de los comicios catalanes, y tras reunirse con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, admitió que dicha mesa se constituya antes de la cita electoral. Siete horas después de anunciar su intención de mantener la reunión de Pedro Sánchez con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pero posponer la mesa hasta que haya un nuevo "Govern", el Ejecutivo cambió de posición.

Sánchez se vio en La Moncloa con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y el encuentro tuvo el efecto esperado para los republicanos: Habrá mesa y la habrá antes de los comicios. A mediodía, el Gobierno había anunciado su intención de mantener la reunión entre Sánchez y Torra para el día 6 pero posponer la mesa negociadora sobre Cataluña hasta que haya un nuevo "Govern".

La idea del Ejecutivo de aplazar la mesa llegaba un día después de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, diera por finiquitada la legislatura y anunciara que convocará elecciones en unos meses, tras la aprobación de los presupuestos.

En esta situación de provisionalidad política en Cataluña, con el gobierno de JxCat y ERC fracturado a raíz de la pérdida del acta de diputado de Torra, el Ejecutivo defendía esperar a que se clarifique el panorama político catalán para dar luz verde a la mesa prevista en su pacto.

Desde el Gobierno confirmaban no obstante que sí era posible la reunión con Torra por entender que el anuncio de elecciones no impedía "la necesaria relación entre administraciones para resolver" otros "problemas urgentes de la sociedad catalana" y poner como ejemplo "las consecuencias de la borrasca Gloria.

Y anunciaban que Sánchez prolongará su visita a Barcelona un día más para completar su agenda con reuniones con la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, y con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín. La respuesta de ERC no se hizo esperar: "Aplazar la mesa de negociación entre el Gobierno español y el Govern catalán es un incumplimiento flagrante del acuerdo entre ERC y el PSOE para la investidura", denunció Esquerra, cuyo acuerdo con los socialistas preveía constituir esa mesa a los 15 días desde la formación del Gobierno español. Por su parte, Torra se mostró "convencido" de que Sánchez "no excluirá ningún contenido" -como el derecho a la autodeterminación o una amnistía- en la reunión del 6 de febrero.

El PP, por su parte, criticó que Sánchez, vuelva a rectificar ante las "exigencias independentistas". "Ya hemos perdido la cuenta de los capítulos de sometimiento (...)", denunciaron a través de las redes sociales.

Etiquetas