Actualidad

'DIVORCIO' DE LA UE

Reino Unido deja de ser miembro de la Unión Europea

Johnson asegura segura que es el "amanecer de una nueva era" y espera que la nueva relación con la UE se base en una "cooperación amistosa"

Reino Unido deja de ser miembro de la Unión Europea
Reino Unido deja de ser miembro de la Unión Europea
EFE

LONDRES.- El Reino Unido ha culminado esta medianoche el 'brexit' y ha dejado de ser miembro de la Unión Europea, 47 años después de su ingreso en el club comunitario.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha subrayado este viernes a tan solo una hora de que se haga efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea que el Brexit "no es un final sino tan solo un comienzo para Reino Unido".

En un discurso retransmitido a través de su cuenta de Facebook, Johnson ha dibujado un paralelismo entre la situación en Reino Unido y una obra de teatro, donde "el telón se levanta y empieza un nuevo acto de esta, nuestra gran obra nacional".

Así, se ha mostrado comprensivo con aquellos que tienen esta noche un "sentimiento de ansiedad y pérdida", pero ha recalcado que su deber, así como el del Gobierno británico, es el de "unir al país y llevarlo hacia delante".

"En parte se trata de utilizar estos nuevos poderes, esta soberanía reconquistada, para hacer realidad los cambios que el pueblo ha exigido mediante el voto", ha manifestado antes de referirse "al control de la migración, la creación de puertos libres, la liberación de la industria pesquera, la posibilidad de alcanzar acuerdos comerciales o, simplemente, el cumplimiento de las leyes en beneficio de los británicos".

"Creo que esto es lo democrático y lo correcto", ha manifestado. Johnson ha lamentado así que la UE, a pesar de su "fuerza" y sus "admirables cualidades", haya evolucionado durante los últimos 50 años en una dirección que "ya no encaja" con Reino Unido.

Johnson, que ha afirmado que dicha valoración ha sido secundada por el pueblo en las urnas "no una vez sino dos" ha hecho hincapié en que "no se trata de un enredo legal". "Es potencialmente un momento de cambio y renovación nacional. Es el amanecer de una nueva era en la que ya no aceptamos que las oportunidades de tú vida o tu familia dependan de la zona del país en la que hayas crecido", ha incidido.

En este sentido, ha aclarado que "este es el momento en que realmente Reino Unido comienza a unirse y mejorar, a derrotar al crimen y transformar el sistema sanitario". "Con la mejor educación, una tecnología soberbia y el mayor impulso de la infraestructura desde la época victoriana, extenderemos la esperanza y las oportunidades a todos los rincones de Reino Unido", ha explicado.

El dirigente ha apostado que, "en caso de hacer todo esto de la forma adecuada, el país verá crecer su confianza no solo en el interior sino también en el exterior". "Redescubriremos músculos que no hemos usado durante décadas", ha apostillado.

Respecto a la relación con Bruselas, ha matizado que espera que ésta se base en una "cooperación amistosa" entre un Reino Unido "enérgico, que es a la vez un gran poder europeo con ambiciones verdaderamente globales". "Sé que podemos convertir esta oportunidad en un éxito increíble", ha garantizado.

PRÓXIMOS PASOS

Con la entrada en vigor del 'brexit', la UE dedicará el mes de febrero a preparar su estrategia negociadora y a fijar las líneas rojas de las capitales en un mandato cuyo borrador prevé presentar Bruselas el día 3 y que los Estados miembros perfilarán hasta adoptar la versión definitiva el día 25.

Será entonces cuando todo esté listo para arrancar las negociaciones formales con Londres, previsiblemente a partir del 1 de marzo si se cumple el calendario previsto, en el marco de una decena de mesas sectoriales que se convocarán cada tres semanas aproximadamente.

El periodo de transición pactado entre las partes da de margen hasta finales de año para sellar el nuevo acuerdo de futuro, un plazo que desde la UE han avisado que no ven factible pero ante el que Londres rechaza pedir una prórroga que permita ampliar el margen de negociación.

Los británicos tienen hasta junio para decidir si quieren alargar el tiempo de negociación o se pone fin definitivo a la transición en diciembre, independientemente de si hay o no para entonces un acuerdo de futuro.

A pesar de que el Brexit se consumará esta próxima madrugada, las consecuencias en la práctica no se dejarán notar hasta el 31 de diciembre porque aunque Reino Unido dejará de tener voz y voto en las decisiones de la UE este sábado, seguirá sometido a las reglas comunes y al Tribunal de Justicia de la UE hasta que expire el periodo de transición.

Etiquetas