Actualidad

MESA DE DIÁLOGOMESA DE DIÁLOGOMESA DE DIÁLOGO

Sánchez y Torra se sentarán a negociar el 26 de febrero

El presidente propone que la mesa comience "con temas de fácil acuerdo"

La UE no ha exigido a España recortes de pensiones y salarios a cambio de ayudas
La UE no ha exigido a España recortes de pensiones y salarios a cambio de ayudas
EFE

BARCELONA/MADRID.- El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, han acordado finalmente la fecha de la primera reunión de la mesa de negociación, que tendrá lugar en Madrid el 26 de febrero, pese a las diferencias que persisten sobre la autodeterminación y la figura del mediador. Tras el enfado de Torra con Sánchez después que el jefe del Gobierno propusiera sin consultarle el lunes 24 de febrero para reunir la mesa, el presidente catalán envió este jueves a primera hora de la mañana una carta a la Moncloa para proponer hasta cinco fechas alternativas.

Sánchez le respondió con otra carta en la que aceptaba una de ellas, la del miércoles 26 de febrero, por la tarde, en el Palacio de la Moncloa. Así se ha logrado cerrar una fecha de reunión para antes de que finalice febrero, como quería sobre todo ERC, pero difícilmente habrá acuerdos en los primeros compases de esta mesa que acordaron Esquerra y el PSOE, porque las posiciones están alejadas.

Torra remarcó en su misiva que la delegación catalana quiere poner sobre la mesa el "reconocimiento y ejercicio del derecho a la autodeterminación de Cataluña" y el "fin de la represión, amnistía y reparación". Además, el presidente catalán situó como una de las "condiciones favorables para la negociación" que haya "un sistema de validación y propuesta de mediación internacional", aunque sin señalarlo explícitamente como condición sine qua non para que arranque la mesa. Ante estas demandas, Sánchez pidió no ir a buscar ya las "conclusiones" y empezar a abordar asuntos en los que las dos partes puedan llegar a acuerdos.

"Lo más importante es que hablemos en primer lugar de las cosas en las que podemos llegar a un acuerdo de manera mucho más fácil", afirmó Sánchez en unas declaraciones en Bruselas. Remarcó que las partes deben ser "muy conscientes" de que va a ser una negociación "compleja" y "muy larga, muy prolongada en el tiempo", porque habrá que abordar muchos temas que "se han ido anquilosando" durante años por la falta de diálogo entre las administraciones.

El próximo miércoles, Sánchez se sentará en la mesa junto con la vicepresidenta Carmen Calvo y los ministros María Jesús Montero y Salvador Illa, como representantes de PSOE, y también estarán el vicepresidente Pablo Iglesias y el ministro Manuel Castells por parte de Podemos y los comunes. El presidente apostó este jueves por comenzar la mesa de diálogo de forma "fácil", y no ir ya buscando las "conclusiones". Hizo estas declaraciones antes de participar en el Consejo Europeo en Bruselas, al ser preguntado por las cuestiones de las que quiere hablar con Torra. En la parte catalana, todavía no está claro quienes acompañarán al president Quim Torra (JxCat) y el vicepresidente de la Generalitat y coordinador de ERC, Pere Aragonès.

Torra y Aragonès mantuvieron este jueves una reunión para trabajar los preparativos, con el fin de limar las asperezas entre los dos socios de "Govern". En un acto posterior a la reunión, Aragonès celebró, de esta forma, que se haya logrado una fecha para la mesa y se ha limitado a señalar que el ejecutivo catalán está trabajando "codo con codo" para llevar una propuesta "clara".

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, expresó, por su parte su deseo de que se hable "en la mesa" de diálogo sobre Cataluña y "no tanto de la mesa".

Etiquetas