Actualidad

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Isabel Díaz Ayuso: "El Gobierno habla de solidaridad con Madrid, pero aquí no llega nada"

La presidenta dice que es "el momento más difícil", defiende que "la sanidad madrileña es ganadora" y que superará la crisis

Familiares y empleados presentan una querella criminal contra Ayuso, su consejero y 10 directores de residencias
Familiares y empleados presentan una querella criminal contra Ayuso, su consejero y 10 directores de residencias
S.E.

¿En qué situación se encuentra Madrid en este momento—

Estamos en el momento más difícil. Teníamos estimado que iba a ser así, aunque nunca estás psicológicamente preparado para que tanta gente fallezca. Estamos en el momento en el que siguen creciendo los contagios y los pacientes llegan a la uci. Mientras, empieza a ser un respiro el hospital de Ifema y los hoteles medicalizados. Y ahora necesitamos que lleguen más respiradores que hemos encargado.

¿Cuántas ucis tiene Madrid operativas—

Hemos pasado de 500 a 1.500 ucis. Todavía tenemos suficientes y, si los respiradores vienen como confiamos en estos días, seguiremos creándolas. El problema aquí es la uci, que es un espacio donde el paciente está, de media, como mínimo entre dos y tres semanas. Aún estamos en ese punto perverso en el que entra mucho paciente y sale poco. Cuando consiga los test, porque los conseguiré, podremos hacer un test masivo y el número de positivos volverá a subir. Pero la clave es el porcentaje de personas que o están graves o se curan.

¿En qué le afecta a Madrid los test defectuosos que hay circulando para detectar el virus—

Nos afecta poco porque el Gobierno central nos está dando muy poco. Madrid no contaba con muchos de esos test. Por nuestra parte sí estamos haciendo compras, que esperamos que lleguen pronto.

¿Tiene ya fecha? ¿Qué posibilidades reales hay de que los aviones de Madrid lleguen rápido si incluso al Gobierno central le dan plazos de un mes—

Primero voy a intentar que venga el material y, cuando esté en Madrid, lo diremos. Lo único que me interesa ahora es que nada se interponga entre la compra y el paciente.

La primera medida contundente que se tomó en España para afrontar el virus fue el cierre de colegios en Madrid. ¿Ha sentido que fuese útil—

Sí, ayudó. Cerrar los colegios por primera vez en la democracia fue una decisión dura.

¿Se vio sola al tomar esa decisión?, ¿percibió cierta incomprensión desde el Gobierno y otras autonomías—

Eso me da igual. Sabía que era necesario, así que para adelante. Después vinieron restaurantes, bares, museos... Sabíamos que teníamos que actuar. Desde el principio, la Comunidad de Madrid afrontó la verdad. Vimos que el contagio del 15% de la población era inevitable y decretar el cierre de los colegios y de todos esos establecimientos suponía ganar tiempo. Tiempo para tensionar la sanidad, crear un único mando donde los hospitales públicos y privados están coordinados y crear el hospital en Ifema. Venía una ola fortísima y necesitábamos ganar días.

¿Qué tal funciona Ifema—

Bien. Ifema es un hospital que además va a ir cada vez a mejor, porque la colaboración públicoprivada es inmensa. Nos han llegado hasta empresas que nos han ofrecido baterías, comida, etc. Cada día se está perfeccionando. Hoy mismo (por ayer) ha estado el rey. Es un sitio de orgullo.

Etiquetas