Actualidad

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Los nuevos Pactos de la Moncloa, una oferta de Sánchez sin visos de éxito

La oposición y algunas autonomías rechazan de momento el planteamiento esbozado por el presidente del Gobierno

Los nuevos Pactos de la Moncloa, una oferta de Sánchez sin visos de éxito
Los nuevos Pactos de la Moncloa, una oferta de Sánchez sin visos de éxito
EFE

MADRID.- La oferta que Pedro Sánchez ha hecho a los partidos políticos y a los presidentes autonómicos de abordar juntos la reconstrucción tras la crisis del coronavirus mediante unos nuevos Pactos de la Moncloa no tiene, en este momento, mucho futuro aparente.

No parece posible que se pueda buscar ese consenso en este momento, con una oposición que ha endurecido su crítica al Ejecutivo por su gestión para luchar contra la pandemia y con una relación difícil entre el Gobierno y las comunidades que dista mucho de la aparente unidad de acción y coordinación de la que presumían al inicio de esta crisis.

Todos dicen estar en la misma lucha y todos aseguran anteponer el interés general al particular. Pero a medida que la pandemia entra en su fase de transición o "desescalado", como la definía este lunes el ministro Salvador Illa, se endurece la crítica política.

Aunque fue el ministro José Luis Ábalos quien habló primero de reeditar los Pactos de la Moncloa, Pedro Sánchez confirmó su intención en su comparecencia del sábado, tras sus contactos con los partidos políticos y un día antes de su reunión semanal con los presidentes autonómicos, a los que también invitó a sumarse.

Sánchez dijo entonces que estamos ante "la gran crisis de nuestras vidas" y por eso promoverá estos pactos para reconstruir la economía y el tejido social una vez que se supere la pandemia.

Recordó que va a ser necesario tras la derrota del virus "tomar decisiones trascendentales que condicionarán el futuro de los más jóvenes", por lo que será precisa "una unidad mucho más fuerte y compacta".

Una idea que este lunes apuntaló de nuevo Ábalos al señalar que los españoles quieren ver a sus políticos trabajando "hombro con hombro" e insistir en que ante un desafío como el actual no conviene que el Gobierno actúe solo, aunque tenga el apoyo parlamentario para hacerlo, y se necesita el mayor consenso posible.

Por su parte, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, dijo estar de acuerdo con reeditar los Pactos de la Moncloa si éstos sirven para defender los derechos sociales.

Pero el PP no se cree las intenciones del Gobierno. Su líder, Pablo Casado, insistió en calificar esta propuesta de señuelo, y ayer incluso fue más allá: cree que se puede estar buscando un "cambio de régimen encubierto".

"Cualquier acuerdo entre las fuerzas políticas tiene que estar residenciado en el Parlamento y abierto a los agentes sociales y a los sectores afectados", advirtió el líder de la oposición.

Al ser preguntado por las palabras de Casado, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, insistió en que, tras vencer al virus, España necesitará "una importante reconstrucción social y económica y dar una respuesta democrática", para lo que será precisa "una unidad de acción".

Reconocía que "no va a ser fácil", pero "hay que tener voluntad". Y aseguraba que en la reunión del domingo con los presidentes autonómicos, la gran mayoría le dejaron claro que querían ser protagonistas de esa reconstrucción dentro de un acuerdo de concertación.

Lo cierto es que en sus conversaciones con la oposición, Pedro Sánchez no puso sobre la mesa su propuesta de unos nuevos Pactos de la Moncloa, pese a confirmarla en la rueda de prensa posterior.

En Ciudadanos recuerdan, además, que fue Inés Arrimadas la que le propuso a Sánchez una reedición de los históricos pactos. La líder de Ciudadanos pidió ayer a Sánchez que el Gobierno apruebe una propuesta para reeditar los Pactos de la Moncloa que se pueda debatir en el pleno del jueves.

Etiquetas