Actualidad

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

El Gobierno presiona al PP para que apoye el estado de alarma

Ábalos pronostica "un caos sanitario y económico" si no se prorroga

El Gobierno descarta aplicar el estado de alarma para controlar los brotes de Lérida
El Gobierno descarta aplicar el estado de alarma para controlar los brotes de Lérida
EFE

MADRID.- El Gobierno elevó la presión sobre el Partido Popular para que siga apoyando la prórroga del estado de alarma como ha venido haciendo hasta la fecha y advirtió al partido de Pablo Casado que, si no lo hace, será responsable del "caos" que pueda producirse o de los rebrotes de la pandemia.

A un día de que el Congreso debata y vote si autoriza la nueva prórroga y cuando el Gobierno no cuenta aún con los apoyos suficientes para sacarla adelante, el líder del PP, Pablo Casado, dijo este lunes que mantener el estado de alarma a partir del 10 de mayo "no tiene sentido", y su partido, por tanto, no puede apoyar esa nueva prolongación.

En la entrevista en Onda Cero en la que lo anunció, Casado no quiso aclarar si los populares, que hasta este momento han dado su apoyo al estado de alarma y a las tres prórrogas anteriores, plasmarán su nueva posición en una abstención o con su voto en contra.

La posición del PP aumenta la incertidumbre sobre la votación del miércoles, porque ERC ya ha anunciado que pasa de la abstención al no.

Según ERC, "el estado de alarma no es el mecanismo adecuado" y "la centralización ha sido un error".

"Nos abstuvimos por responsabilidad y para dar un voto de confianza al Gobierno español. Y pedimos rectificación de la retirada de competencias y espacios de soberanía. No lo han hecho. No han escuchado. No podemos seguir dando nuestros votos para facilitar este estado de alarma", subrayó ERC.

Entretanto Ciudadanos, que siempre ha apoyado al Gobierno en este punto, no cierra ahora su voto aunque se abre a negociar con el Ejecutivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habló este lunes con Casado durante cerca de una hora, pero no le convenció de que siga apoyando la alarma.

Según comentó después en rueda de prensa el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, Sánchez avisó a Casado de que si el PP no apoya la prórroga y el estado de alarma decae, puede llevar a España a "un caos sanitario y económico".

El ministro reclamó al PP que no actúe con la intención de "debilitar" al Ejecutivo y advirtió también de que el principal partido de la oposición "no se puede abstener", porque eso sería lo mismo que hacen partidos como Vox, que "no están comprometidos con la gobernanza" y que sólo buscan el citado caos o "el fin de todo".

Reclamó al PP que diga "qué pretende" con esta estrategia y añadió que espera que el partido de Pablo Casado no vaya "de farol" en un asunto "tan serio como éste" y cuando no se debe pensar en "jugadas políticas" sino en decisiones en interés del conjunto de la ciudadanía.

"Mejor no hacer experimentos que nos pueden llevar al caos", dijo, por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para quien el estado de alarma es "imprescindible" tanto "para seguir controlando la epidemia" como para que en caso de que haya rebrotes se puedan "reactivar mecanismos" que han demostrado ser eficaces.

Porque la alarma, como han recordado tanto Illa como Ábalos, es el único instrumento que tiene el Gobierno para mantener las restricciones de movilidad de los ciudadanos.

Y no contar con esa herramienta, reiteró el ministro de Transporte, puede acabar condenando al país a "un caos del que algunos se tendrían que hacer responsables".

El también secretario de Organización del PSOE aseguró que el Gobierno está hablando con el resto de las fuerzas políticas para recabar apoyos a la prórroga, pero insistió en dirigir su mensaje al principal partido de la oposición, que además gobierna en varias comunidades y es por tanto "corresponsable" en la gestión.

Subrayó que la alarma debe seguir activa para permitir las restricciones de movilidad en caso de que el inicio de la desescalada provoque un repunte de contagios y también para que se mantengan medidas como los ERTE por fuerza mayor.

Con el no de Vox, ERC y JxCat, las dudas de Cs y la incógnita del PP, el Gobierno no lo tiene fácil para lograr que el Congreso autorice una nueva prórroga, y deberá seguir hablando con partidos.

Etiquetas