Actualidad

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Los agentes avisaron del peligro del 8-M

La Benemérita desaconsejó en un informe su celebración

MADRID.- El informe de la Guardia Civil sobre la manifestación del 8 de marzo por el que supuestamente ha sido destituido el jefe de la Comandancia en Madrid, Diego Pérez de los Cobos, concluye que a partir del 5 de marzo no debió celebrarse ninguna manifestación o concentración en Madrid.

El informe remitido a la jueza que investiga si el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, incurrió en prevaricación al no prohibir la manifestación con motivo del Día de la Mujer sostiene que los responsables sanitarios tenían un "profundo conocimiento" de los riesgos de transmisión de la COVID-19 en los días anteriores al 8-M.

Dicho documento indica que entre el 5 y el 14 de marzo se celebraron en Madrid 130 reuniones o manifestaciones sin que la Delegación del Gobierno planteara ninguna objeción y otras 35 fueron desconvocadas.

De ellas, la Guardia Civil tomó declaración a 20 convocantes y concluyó que en varios de esos casos hubo llamadas desde la Delegación del Gobierno animando a esa desconvocatoria, pero esas comunicaciones no constan en ningún registro. El ejemplo más paradigmático es un congreso evangelista en Madrid previsto para los días 19, 20 y 21 de marzo que sí fue cancelado.

Etiquetas