Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Rechazan la propuesta de los países del norte y Michel hace otra oferta

La sugerencia del presidente del Consejo Europeo recupera un fondo de reestructuración de 750.000 millones de euros

Rechazan la propuesta de los países del norte y Michel hace otra oferta
Rechazan la propuesta de los países del norte y Michel hace otra oferta
EFE

BRUSELAS.- Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE rechazaron la noche del domingo en la cumbre de Bruselas la última oferta de los países del norte, de reducir el fondo europeo para la reconstrucción tras la pandemia a 700.000 millones, la mitad de en transferencias, y el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, puso sobre la mesa una nueva propuesta que recupera un fondo de 750.000 millones, 400.000 en transferencias.

Según relataron fuentes comunitarias a Europa Press, se llegó hasta este punto tras un largo debate de dos horas y media a veintisiete que empezó con una oferta de Países Bajos, Austria, Dinamarca, Suecia y Finlandia, los llamados "frugales": un plan de recuperación rebajado de 700.000 millones y dividido a partes iguales entre préstamos y subvenciones a fondo perdido.

A cambio, reclamaban mayores reducciones del dinero que deben aportar a las cuentas comunitarias (y que deben pagar el resto de Estados miembros) y que se establezca un férreo control antes de aprobar el desembolso de las ayudas del plan de recuperación. Pero este planteamiento fue rechazado por el resto de socios y el belga recuperó el montante anterior.

Michel, en concreto, devolvió a la negociación un fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros que estaría compuesto por 400.000 millones en subsidios no reembolsables y por 350.000 millones en créditos. Aunque más elevada que la que sugerían los socios del norte, esta propuesta reduce en 100.000 millones las transferencias que pedía la Comisión Europea en su planteamiento original, en el que ascendían a 500.000 millones.

En su discurso ante los 27 líderes, Michel recalcó que durante los dos primeros días de negociación escuchó "atentamente" a cada socio e incluyó en sus propuestas la mayor parte de las exigencias de los países llamados "frugales", incluso reduciendo en dos ocasiones el volumen del fondo o reforzando la condicionalidad de las ayudas. También les llamó a decidir si son capaces de contribuir a "construir la unidad europea y confianza" o bien optarán por "el desgarro" y deberán presentar una Europa "débil, dañada por la desconfianza".

El presidente español, Pedro Sánchez, defendió una propuesta "ambiciosa" y confió en un cambio de escenario. Así lo subrayaron fuentes de la delegación española poco después de comenzar la cena.

Etiquetas