Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los rastreadores, para "parar al virus, no para castigar a nadie"

Es el mensaje que mandan desde la Unidad Covid de La Rioja

Los rastreadores, para "parar al virus, no para castigar a nadie"
Los rastreadores, para "parar al virus, no para castigar a nadie"
EFE

LOGROÑO.- "Se trata de parar al virus, no de castigar a nadie. No valoramos qué ha hecho cada persona, ni dónde, ni con quién, sino la importancia de adoptar medidas al haber estado en contacto con una que ha dado positivo a la covid-19".

Este es el mensaje que tramite la enfermera Rocío Loma-Osorio, coordinadora de la Unidad COVID del Sistema Riojano de Salud, en la que se integran los equipos de rastreadores y donde Efe estuvo con algunos de sus miembros, entre los que figuran una treintena de médicos jubilados que colaboran de forma voluntaria.

"Buenos días. Soy Rocío Loma-Osorio, enfermera de la Unidad covid y del grupo de rastreadores. ¿Cómo está? Nos ha dado su contacto una persona que es positiva a coronavirus".

Así empieza la conversación telefónica que estos profesionales, que ahora son uno por cada 3.700 habitantes, uno de los porcentajes más altos de España, mantienen cuando inician el rastreo de los contactos facilitados por una persona infectada de la covid-19.

Son capaces de localizar a entre seis y ocho contactos estrechos, lo que sitúa a La Rioja entre las comunidades con más detecciones por cada persona enferma de coronavirus.

"Una vez que asumen lo que les hemos contado, les decimos que vamos a hacer dos cosas: ellos, de forma preventiva, tienen que guardar una cuarentena de 10 días en sus casas y nosotros les damos cita para hacerse la PCR y, en función del resultado, adoptamos las medidas que correspondan", añadió.

La respuesta de la gran mayoría de los contactados es "muy receptiva y satisfactoria", pero, en ocasiones, "no es la más adecuada" porque, por ejemplo, no quieren confinarse o cuelgan el teléfono, "los menos"; pero si no son capaces de convencerles, se traspasa el caso a otros servicios para encontrar la mejor solución.

Esta enfermera, con más de 25 años de experiencia profesional, vivió los primeros meses de la pandemia en el centro de salud de Arnedo (La Rioja), con seguridad en el trabajo, de forma "estresante" y con "miedo" por si podía contagiar el coronavirus a su familia.

Tras su labor asistencial, le propusieron el "reto" de coordinar al grupo multidisciplinar de rastreadores, en donde es muy importante la investigación, la coordinación y el trabajo en equipo día a día para tratar de frenar la expansión del virus.

En ello también coincide Joaquín Yangüela, quien coordina a la treintena de médicos jubilados que se han convertido, desde hace unos quince días, como voluntarios, en rastreadores, labor que iniciaron desde el Hospital San Pedro de Logroño y que ahora desarrollan desde sus domicilios para evitar riesgos.

Etiquetas