Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Pedro Sánchez ve la situación por el coronavirus entre la preocupación y la serenidad

Urge a doblegar la curva de contagios, aunque ve la situación muy distinta a la del pico de marzo

Pedro Sánchez ve la situación por el coronavirus entre la preocupación y la serenidad
Pedro Sánchez ve la situación por el coronavirus entre la preocupación y la serenidad
EFE

MADRID.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, urgió a doblegar la "segunda curva" que está trazando el coronavirus en nuestro país de manera "preocupante", aunque también llamó a la serenidad porque la situación está lejos de parecerse a la del pico de finales de marzo.

Sánchez hizo una declaración institucional en la que quiso dejar claro que desde el fin del estado de alarma el pasado 21 de junio, las "decisiones" para combatir la pandemia están en manos de las comunidades, aunque han contado en todo momento con el apoyo y asesoramiento del ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Desde ese día, los contagios en España han pasado de algo más de 246.000 a superar los 405.000; de 1.668 contagios semanales se rebasan ahora los 41.000; de 5 ingresos en la UCI y 29 fallecidos en siete días se ha pasado a 74 y 96, respectivamente, según el último balance del Ministerio de Sanidad.

Unas cifras que le han llevado a dos conclusiones: la primera, que la situación no es homogénea territorialmente, nunca lo fue, y mientras parece que algunas regiones "han actuado con mayor eficacia" y presentan un escenario "más tranquilo", otras "están teniendo problemas para hacer frente a la situación".

Y la segunda es que la curva global de la pandemia "es preocupante". "Las cosas no van bien", aseguró Sánchez parafraseando al doctor Fernando Simón, de quien recordó el aviso que lanzó la semana pasada de que si la transmisión sigue avanzando, aunque sea con enfermos leves, "acabaremos teniendo muchos hospitalizados, muchos ingresos en UCI y muchos fallecidos".

De ahí que haya optado por lanzar un doble mensaje: uno, de alerta, porque "la evolución no es buena" y es "preocupante, especialmente en algunos territorios". Y otro, de "serenidad, porque estamos lejos de la situación de mediados de marzo y no debe producirse un miedo que nos paralice y no nos deje actuar".

Aunque los datos puedan llevar a pensar que la situación requiere de medidas semejantes a las de la "primera fase", Sánchez recalcó que en este momento las comunidades están "infinitamente" más preparadas y la capacidad diagnóstica ha aumentado "extraordinariamente". "Conocemos mejor el virus", aseguró.

Además, apeló a la responsabilidad de todos y, especialmente, de los más jóvenes.

Etiquetas