Actualidad

COYUNTURA ECONÓMICA

Signos de recuperación tras un estado de alarma devastador

El estado de alarma ha dejado una caída sin precedentes del PIB del 18,5 %

La riqueza familiar cae más de un 6 % a causa de la crisis sanitaria
La riqueza familiar cae más de un 6 % a causa de la crisis sanitaria
S.E.

MADRID.- Las últimas estadísticas dan cuenta de una progresiva recuperación del empleo y la actividad que augura un repunte de la economía en el tercer trimestre, después de los efectos devastadores del estado de alarma. Los indicadores publicados hasta el momento permiten pronosticar una recesión exprés, que empieza y acaba en el segundo trimestre, aunque tan profunda que tendrá efectos más allá de esos tres meses en la actividad de muchos sectores y en el mercado laboral, además de la huella a largo plazo que dejará en el déficit y la deuda pública. El estado de alarma ha dejado una caída sin precedentes del PIB del 18,5 % en el segundo trimestre respecto al primero, tras el desplome tanto de la demanda interna (consumo e inversión) como externa (exportaciones e importaciones) y con un único sector, la agricultura, en crecimiento.

En el segundo trimestre se han destruido además 1.074.000 empleos (dos de cada tres, temporales), la peor cifra de la serie, pese al paraguas de los expedientes de regulación temporal de empleo (erte) bajo el que han llegado a estar unos 3,4 millones de trabajadores, según la Encuesta de Población Activa (EPA). Los datos más recientes de afiliación a la Seguridad Social muestran, por otra parte, el mejor julio desde 2005, con 161.217 nuevos inscritos de media, aunque el nivel de empleo continúa muy por debajo de los niveles previos a la crisis sanitaria. De los casi 3,4 millones de trabajadores incluidos en erte al cierre de abril, solo quedan alrededor de 695.000, de acuerdo con los últimos datos ofrecidos por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Alojamiento y servicios de comidas y bebidas son las actividades con más trabajadores aún en erte, que se concentran en las comunidades autónomas más expuestas al turismo. En el segundo trimestre se han sumado 55.000 personas en desempleo, hasta un total de 3.368.000 millones, lo que ha elevado la tasa de paro al 15,33 %, según la EPA.

En los resultados de la encuesta se señala que no todos los que han perdido su empleo han pasado a clasificarse como parados, al no poder buscar trabajo por las restricciones de movilidad, y que la mayor parte (1 millón de personas) ha pasado a la inactividad, lo que podría llevar a un repunte del paro en el tercer trimestre.

SE QUINTUPLICA EL DÉFICIT

El déficit del Estado hasta junio casi se ha quintuplicado respecto al mismo periodo de 2019, hasta 48.767 millones equivalentes al 4,36 % del PIB, en un contexto de notable aumento del gasto y pérdida de ingresos que elevará el déficit del conjunto de las administraciones públicas por encima del 10 % a final de año, después de que en 2019 terminara en el 2,8 % del PIB. La financiación del déficit ha elevado la deuda pública a un máximo histórico de 1,29 billones de euros a cierre de junio, según el dato adelantado este mes por el Banco de España, que aún no ha dado el nivel que ese endeudamiento supone sobre el PIB, aunque todo indica que ha vuelto a superar el 100 %.

En cuanto al turismo, junio ha marcado el peor registro histórico para ese mes en entrada de extranjeros, con una caída interanual del 97,7 %, hasta 204.926 personas, que gastaron 133 millones de euros, el 98,6 % menos que un año antes. Los datos más recientes de pernoctaciones hoteleras hasta julio, muestran una caída del 73,4 % respecto al mismo mes de 2019, frente a la paralización casi total durante el estado de alarma en abril y junio. Asimismo, las matriculaciones de turismos y todoterrenos han repuntado en julio un 1,1 % respecto a 2019, gracias a los planes de ayuda a la compra del Gobierno, con lo que el indicador registra su primer dato positivo desde el comienzo de la pandemia.

Además, las exportaciones, que sumaban una década al alza, han caído 27,7 % en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2019, con un descenso generalizado en todos los sectores salvo en la alimentación, bebidas y tabaco.

DEMANDA ELÉCTRICA

La demanda de electricidad se ha reducido en España durante el estado de alarma en un 12,7 %; la de gas natural (excluidos los ciclos combinados de generación eléctrica), un 15,5 %; la de gasolinas, un 60 %; la de gasóleo, hasta un 43 %; y la del combustible de aviación, un 88 %. Las ventas en el comercio minorista se han incrementado en junio un 17,8 % respecto a mayo impulsadas por la reapertura de tiendas tras el levantamiento de las restricciones, pero siguen siendo inferiores (un 3,3 %) a las del mismo mes de 2019.

Etiquetas