Actualidad

ENTREVISTA

Isabel Díaz Ayuso: "Hay que cuidar lo que se dice de Madrid: es marca España"

Presidenta de la Comunidad de Madrid

Isabel Díaz Ayuso: "Hay que cuidar lo que se dice de Madrid: es marca España"
Isabel Díaz Ayuso: "Hay que cuidar lo que se dice de Madrid: es marca España"
J.P.

Los datos advierten de un crecimiento de los contagios en Madrid en las últimas semanas. ¿Cuál es la situación actual—

En proporción al número de habitantes, el virus ha crecido en toda España, y es lógico, porque la salida del confinamiento se ha unido con la época estival, con reuniones de amigos, etc. Madrid, por su situación geográfica y su vinculación con el resto de España, tiene ahora un contagio mayor. La situación nos ha llevado a aplicar nuevas medidas, muy dolorosas, porque afectan a la vida de las personas, como la reducción de participantes en reuniones, bodas, velatorios, etc.

¿Qué medidas específicas hay para focos con menos control—

En zonas donde puede haber más familiares viviendo juntos, insistimos en campañas de información y concienciación, unidas a las cuarentenas en las que se derivan familiares a hoteles. El hotel Aire Colón lleva todo el verano funcionando y ahora vamos a abrir más hoteles donde crece la presión asistencial, para que los afectados tengan un lugar donde estar unos días sin problemas de contagio en su propia vivienda.

Mañana se abren los colegios, lo que se suma a la "operación retorno". ¿Se está preparado—

Hemos implantado medidas de protección de la salud para que los niños y las familias vuelvan a sus rutinas, tan necesarias. Si se cumplen y seguimos las recomendaciones, conseguirán que la apertura sea un éxito, aunque soy consciente de las dificultades que vamos a encontrarnos.

¿Cómo evitarán cerrar colegios en cuanto haya algún caso—

En Madrid hemos adquirido dos millones de test rápidos para que se pueda hacer un test en ese mismo día a toda la clase y desinfectar el colegio entero. Si ninguno está contagiado, pues solo se iría a casa el que lo está. Esos protocolos los tienen que decidir los profesores, pero tiene que haberlos para que el cierre de un aula o un colegio sea lo último.

Su afirmación de que todos los niños se contagiarían ha sido muy criticada por alarmista.

El virus puede estar en cualquier sitio, no tiene por qué estar necesariamente en el aula, al contrario, porque allí se han implantado medidas de seguridad. Los profesores, los responsables de los colegios, están haciendo un trabajo extraordinario para que estén más limpios y más cuidados que nunca. Y sí que creo que a lo largo de un año, un niño puede, en un momento dado y en cualquier sitio, tener contacto con el virus. Lo que hacemos nosotros es aplicar cuarentenas para que pronto vuelva a clase y no pierda el curso. Va a ser normal que haya picos y sobresaltos, pero, si seguimos hacia delante, llegará pronto la vacuna y habremos resistido. Lo que no podemos hacer, a la mínima, es cerrar todo, todo el tiempo.

Pedro Sánchez le instó a pedir el estado de alarma para Madrid, pero el ministro Illa lo descartó apenas 48 horas después. ¿Qué pasó para este cambio—

Pues consultarían al "comité de expertos"... Hablando en serio, lo desconozco.

¿El Gobierno le dio explicaciones cuando se supo que el comité que alargó el confinamiento no existía—

No. Lo que sé es que Madrid necesita sentarse con el Gobierno de España, como lleva un año solicitándolo, y pensar juntos un plan. En esta comunidad hay españoles de todos los rincones, que vienen a trabajar, a estudiar, a los hospitales. El virus es un problema de movilidad.

¿Por qué insiste tanto con que haya controles en los aeropuertos, en el caso de Madrid en el de Barajas—

Necesitamos planes ambiciosos con la movilidad entre territorios. En los aeropuertos, en las grandes estaciones de AVE. En el caso de Madrid está claro que la capital es de uso y disfrute de todos.

¿Y no se ha reunido con el presidente del Gobierno—

Una vez coincidimos en un acto donde estuvimos hablando cinco minutos solos. Hasta ahí he conseguido. He solicitado esa reunión por carta, en persona, en mi turno de palabra en las videoconferencias... Él considera que será cuando pase esto y haya más tiempo, y yo considero que el tiempo es ahora.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page habló de la bomba vírica en Madrid, pero luego le ha pedido disculpas, ¿siente un señalamiento político—

Yo tengo que asumir toda crítica que se me haga a mí. Pero hay que tener cuidado con lo que se dice de Madrid, porque la marca Madrid es España. Fuera de nuestras fronteras también lo es. Inversores, empresas, turistas… Hay que ser más prudentes a la hora de señalarnos.

¿Le ha trasladado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, disculpas por poner en duda su equilibrio mental—

Ni él ni una sola asociación de feministas progres, que se llaman progresistas.

Si a las descalificaciones se suman los movimientos de Moncloa para el estado de alarma y los mensajes de alcaldes del PSOE pidiendo un 155 para Madrid, ¿se puede garantizar que usted va a aguantar la presión—

Fácil no lo ponen, pero cuando uno es consciente de que más difícil lo tiene un padre de familia numerosa o una madre que no sabe si su hijo va a poder volver a la universidad... Los políticos somos fundamentales en esta crisis, pero no somos los más importantes, ni los únicos que sufrimos. Cuando pase el tiempo pensaré, "hay que ver qué legislatura me habéis dado", pero mientras tanto...

¿Piensa seguir hasta el final—

Es que nunca habían hecho tanta falta como ahora las políticas que defiende esta coalición, porque esta coalición de Gobierno, ¿qué defiende: apoyar a la empresa, apoyar a los autónomos, tomar medidas drásticas contra el virus, pero ayudar por otro lado al que se ve afectado por esto. Mientras eso sea así, somos más útiles que nunca.

Este verano se les ha achacado lentitud a la hora de reclutar rastreadores y hacer PCR.

La crítica sobre Madrid era, primero, que los datos reflejaban que estaba demasiado bien; luego, que presentamos tarde el inicio del curso, cuando realmente hemos sido los primeros en hacerlo, y así constantemente. Sin ninguna duda, hay que reforzar la Atención Primaria sanitaria, porque es clave. Hay que hacer un refuerzo mayor y seguir poniendo en marcha muchos más rastreadores, aplicando cuarentenas para volver a la normalidad, y así una y otra vez.

¿Y en cuanto a las críticas de no hacer suficientes PCR—

En PCR estamos por encima de la media y entre las diez comunidades que más han realizado hasta finales de agosto.

¿Cuál puede ser el impacto económico de la pandemia para este año—

Estimamos una caída del PIB muy fuerte, pero estamos en revisiones continuas. Por ejemplo, los datos del desempleo en agosto han sido un poco peor que en 2019, pero también hemos visto esperanza en ellos. Se han creado muchas empresas y hay otras importantísimas que vienen, como Credit Suisse, que se traslada de Londres a Madrid. Y tenemos proyectos como Madrid Nuevo Norte, la mayor obra urbana del sur de Europa de los próximos años. Madrid siempre es la primera golpeada en las crisis pero también la que se reactiva primero.

Tras los estragos sufridos y los cambios introducidos, ¿cómo están las residencias, qué cambios se han introducido—

Ahora hay unas normas muchísimo más estrictas, que también son muy dolorosas, porque limitas el horario de las visitas de manera extraordinaria. La experiencia nos ha demostrado cómo trabajar dentro de ellas, cómo también cuidarse los propios empleados de las residencias, todos los protocolos han cambiado, como en todas partes. Es imposible saber con exactitud si en alguna residencia en Madrid o en cualquier otro punto de España va a haber algún contagio. Lo que sí tengo claro es que no será ni mucho menos lo que vimos en marzo.

De ese momento tan terrible, ¿qué autocrítica hace — Que ojalá haberlo hecho todo antes. Muchísimas residencias, muchísimas casas, muchísimos lugares no se han visto perjudicados simplemente porque al ver lo que sucedía en Madrid, pusieron medidas, o simplemente porque hubo la suerte de que el virus no entró nunca.

Ha citado hoy en Madrid a los presidentes de Castilla y León y Castilla-La Mancha y han aceptado venir.

Creo que el Gobierno central ha estado ausente este verano, y tendría que haber puesto leyes nacionales. Pero lo que sé es que empieza el colegio, que la gente vuelve al trabajo, y los vínculos entre Madrid y Toledo, entre Madrid y Ávila, o entre Madrid y Guadalajara, son tan fuertes que si nos unimos las tres administraciones, como hacemos por ejemplo para los protocolos contra incendios, los ciudadanos se van a ver beneficiados.

Etiquetas