Actualidad

PODER JUDICIAL

El Ministerio de Justicia pidió sin éxito a Lesmes aplazar el acto en Barcelona con el rey

Castells ve "improcedente" la llamada de Felipe VI a Lesmes y condiciona sus visitas a Cataluña a las circunstancias

El Ministerio de Justicia pidió sin éxito a Lesmes aplazar el acto en Barcelona con el rey
El Ministerio de Justicia pidió sin éxito a Lesmes aplazar el acto en Barcelona con el rey
EFE

MADRID.- El Ministerio de Justicia intentó que el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, aplazara unos días la entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona presidido por el rey por razones no solo de seguridad, sino, sobre todo, "de convivencia".

Así lo ha revelado el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en una entrevista en RNE, donde ha señalado que Lesmes decidió, "porque era su competencia", mantener el acto el día previsto, es decir el viernes 25 de septiembre, y por ello finalmente se acordó que "había una serie de razones que desaconsejaban la presencia del rey".

Tras rechazar que exista "frentismo con la Casa Real en absoluto", el titular de Justicia ha defendido la normalidad institucional de la ausencia de Felipe VI en dicho acto.

"Había razones que cualquier ciudadano podía entender, no solo por idea de seguridad del monarca, porque no está ahí el acento, sino elementos de convivencia como la inminencia de la sentencia del Supremo o la cercanía con el aniversario del 1-O", ha enfatizado.

Campo también ha aludido a que ese acto se vio afectado este año por las restricciones de la pandemia y, de hecho, solo había ocho vocales del CGPJ, faltaron veinte alumnos a la entrega de sus despachos, solo fue uno de los cuatro presidentes de tribunales de Justicia y no fue invitada la consejera de Justicia catalana. "Todo fue un tanto extraño pero no hay que hiperbolar", ha zanjado.

Respecto a las declaraciones de Lesmes que dijo que el rey lamentaba no haber podido estar en Barcelona, el titular de Justicia ha dicho que desconoce lo que hablaron entre ambos, pero que él se queda con la versión que dio la Casa Real.

Más contundente ha sido en su respuesta sobre las afirmaciones del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y del ministro Alberto Garzón acerca de que Felipe VI "maniobraba" contra el Gobierno. "Son fruto de la libertad de expresión, mis manifestaciones son otras. Creo que tenemos la obligación todos de rebajar la tensión", ha respondido.

Preguntado sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial, ha dicho que el Gobierno "no descarta" hacer reformas legales para que se eviten situaciones como la que mantiene desde hace más de dos años sin renovar el órgano de gobierno de los jueces, si bien ha dejado claro que estas modificaciones se tienen que hacer fruto de la serenidad y el acuerdo, "no en momentos de calentamiento".

Así, ha opinado que sería bueno plantear "si es posible articular una devaluación de competencias del Consejo, un Consejo en funciones cuando esté fuera de plazo".

Campo ha explicado que entre las cuestiones que sí tenían "encauzadas" de cara a la renovación del CGPJ estaba la mayor legitimación de los jueces en el proceso de elección de los doce vocales por parte del Congreso y el Senado.

A juicio del ministro, se puede reducir el número de candidatos de la carrera judicial que llegan a las Cortes, donde se puede crear una comisión que pueda evaluar los distintos currículums.

Campo ha asegurado que el Gobierno no le ha dicho ni le dirá a Lesmes, "porque ni puede ni debe", que paralice el nombramiento de cargos esta semana, aunque ha opinado que "sería una medida de apoyo a la obligada renovación".

"Creo que esa es la reflexión pero desde el Gobierno no se da ninguna orden ni siquiera un consejo o advertencia", ha enfatizado.

DECLARACIONES DE CASTELLS

El ministro de Universidades, Manuel Castells, considera "improcedente" la llamada del Rey Felipe VI al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, después de que se le impidiera acudir a la entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona por una decisión del Gobierno. También cree que la presencia del jefe de Estado en Cataluña debe ser "prudente" según las circunstancias.

"La Casa Real hizo un acto imprudente de entrometerse en una situación de ese tipo", ha criticado Castells en una entrevista en 'TVE', recogida por Europa Press, en la que ha añadido que la llamada del monarca para trasmitir a Lesmes que le hubiera gustado asistir a la ceremonia le parece "improcedente" porque en la Constitución el "soberano es el pueblo, no el Rey". "El Rey tiene que estar siempre sometido a las decisiones políticas", ha enfatizado.

Sobre la presencia del jefe de Estado en Cataluña, el titular de la cartera de Universidades ha señalado que comparte lo que dijo el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, quien aseguró que sería "fantástico" que el Rey Felipe VI no volviera "nunca más" a Cataluña, pero Castells ha aclarado que eso "no significa que el Rey no pueda ir a Cataluña".

Etiquetas