Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

De dos a tres semanas de plazo antes de endurecer las medidas

Gobierno y comunidades descartan por ahora el confinamiento domiciliario

El Gobierno y las Comunidades Autónomas invitan a la población a quedarse en casa en Navidad
El Gobierno y las Comunidades Autónomas invitan a la población a quedarse en casa en Navidad
EFE

MADRID.- El Gobierno y las comunidades descartan por ahora aplicar el confinamiento domiciliario y se dan entre dos y tres semanas de margen para comprobar la eficacia de las distintas medidas adoptadas ya para frenar la segunda ola del coronavirus antes de tomar otras nuevas. Así lo anunció este miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa, al término de la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en la que especificó que ese plazo de tiempo empieza a contar desde el día en que una comunidad implementa una o un paquete de medidas.

Para el ministro, aún no es momento de recurrir al confinamiento domiciliario porque las distintas regiones tienen margen aún para seguir ejecutando sus acciones para frenar la propagación del virus. "Hay que ser riguroso y darnos el tiempo suficiente", subrayó Illa. "Hay margen para la toma de medidas adicionales", sostuvo Illa durante su intervención. Los ejecutivos de Asturias, Ceuta y Melilla ya pidieron al Gobierno adecuar el estado de alarma para que pudieran decretar un confinamiento domiciliario, solicitud a la que se han sumado este miércoles el País Vasco y Andalucía.

Ante esta petición, el Ejecutivo defendió las medidas que pueden tomar las autonomías dentro de este estado de alarma e insistió en esperar el plazo que dicen los científicos para poder valorar la eficacia de las restricciones impuestas. "La conclusión que se ha sacado de la reunión, bajo mi punto de vista, es que hay una estrategia nacional, unos indicadores en base a ellos analizamos el riesgo epidemiológico, donde hay margen y hay que evaluar estas medidas y darse un tiempo de dos o tres semanas", sentenció Illa.

El ministro confirmó que estas dos o tres semanas de plazo son las que recomiendan el director del CCAES, Fernando Simón, su equipo, Salud Pública, Salud Pública de las Comunidades Autónomas y el comité científico que se reúne periódicamente con Simón. Según explicó el ministro, este tiempo de 14 o 21 días empezaría a contar desde el momento en el que se aplica la medida. Illa ha puesto de ejemplo la restricción del cierre de la hostelería en algunos territorios y ha señalado que, para valorar su eficacia, habría que esperar mínimo dos semanas desde que entró en vigor la suspensión de esta actividad económica.

"Para ver el efecto del cierre de hostelería y restauración hay que evaluarlo desde que se produjo el cierre del sector, no podemos valorarlo dos días después porque no hay tiempo a medir el posible efecto, hay que esperar dos o tres semanas", añadió el ministro de Sanidad.

Otro de los puntos que se trató en la reunión con las autonomías fue el toque de queda, que cada Comunidad lo establece en una franja distinta. A este respecto, Illa recordó que el estado de alarma recoge que los gobiernos autonómicos tienen la potestad desde el 9 de noviembre para mantener o levantar esta norma. Según explicó Illa, en la reunión algunos consejeros de Salud manifestaron, por otra parte, su deseo por continuar con la limitación de movilidad nocturna y otros aún no se han pronunciado. "Tengo confianza en que las Comunidades actuarán con rigor", apostilló.

Etiquetas