Actualidad

CRISIS EN CATALUÑA

El Supremo revoca el tercer grado a los presos del "procés"

El Gobierno afirma que acata las decisiones judiciales pese a la relación política

El Supremo revoca el tercer grado a los presos del "procés"
El Supremo revoca el tercer grado a los presos del "procés"
EFE

MADRID.- El Supremo revocó este viernes el tercer grado concedido por la Generalitat a los nueve condenados a prisión por el "procés" por considerarlo prematuro, quienes tampoco podrán gozar del régimen flexible que les permitía el artículo 100.2 del reglamento penitenciario por no estar conectado con la reinserción.

Los magistrados que juzgaron a los líderes independentistas han dictado nueve autos de contenido similar -uno por preso-, en los que estiman los recursos de la Fiscalía contra el tercer grado y contra la aplicación del artículo 100.2 que se concedió a los presos antes de otorgarles el régimen de semilibertad.

Entienden que es preciso que transcurra un periodo de tiempo mayor para evaluar adecuadamente la evolución del interno y el tratamiento penitenciario, máxime cuando se trata de condenas elevadas (de 9 a 13 años de cárcel) de las que ninguno ha cumplido la mitad, y la mayoría ni siquiera una cuarta parte.

Así, deberán continuar en segundo grado, pues también les han denegado la semilibertad del 100.2, con los mismos argumentos que dio respecto a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell -a quien ya revocó este régimen el pasado julio- por "la falta de conexión" de un programa de tratamiento de ese tipo con un proceso de reinserción de los delitos cometidos. Las cárceles de Puig de les Basses, en Figueras (Gerona), y de Wad Ras, en Barcelona, recibieron este viernes además la notificación del Supremo para que la expresidenta del "Parlament", Carme Forcadell y la exconsejera Dorlors Bassa reingresaran en prisión el mismo día.

Desde el Gobierno, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se refirió precisamente a esta sentencia para distanciarla del terreno político y señaló que "cualquier relación que mantengamos con otra formación política establece una línea roja de acatamiento de la ley y las resoluciones judiciales".

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, de visita en Rosas (Gerona) se refirió al respeto de su formación "a las decisiones judiciales", y pidió al Gobierno y al resto de formaciones políticas que hagan "lo mismo". Por su lado, el líder de Ciudadanos en Cataluña, Carlos Carrizosa, aseguró que el Supremo ha señalado así que "los políticos presos por el golpe en Cataluña no pueden tener privilegios". Y para el presidente de Vox, Santiago Abascal, la decisión "probablemente llega tarde" aunque la celebran porque "responde a la legalidad" principalmente, "cuando está sobre la mesa los indultos que pretende dar el Gobierno a quienes han dado un golpe separatista al orden Constitucional".

Por otra parte, el vicepresidente del "Govern", Pere Aragonès, denunció una "venganza política" del Supremo, ante lo que abogó por responder con "más política y democracia que nunca". La mayoría de presos independentistas -condenados con penas que van del os 9 a los 13 años de cárcel por delitos de sedición- se expresaron en similares términos, por ejemplo el líder de ERC y exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, que afirmó en Twitter que "el Tribunal Supremo dicta venganza de nuevo".

Etiquetas