Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El año acaba con los contagios disparados en las comunidades

La incidencia acumulada llega a 256 casos por cada 100.000 habitantes

El año acaba con los contagios disparados en las comunidades
El año acaba con los contagios disparados en las comunidades
EFE

MADRID.- España se prepara para recibir el Año Nuevo con un incidencia acumulada de 265 casos por 100.000 habitantes, muy por encima de los 250 que indican nivel de riesgo extremo, las Comunidades se enfrentan a una pandemia en fase expansiva y asisten al cierre de 2020 con los contagios disparados.

Las comunidades afrontan la Nochevieja con unas cifras muy por encima de lo previsto especialmente en Baleares que ha visto crecer un 50 por ciento la presión hospitalaria en las UCI o la Comunidad de Madrid, que este miércoles acaparó en 24 horas uno de cada tres contagios registrados en España. También los contagios y fallecimientos se dispararon en Cataluña que inició este miércoles la campaña de vacunación masiva con 98 muertes por covid, 2.573 contagios en las últimas 24 horas y un aumento de la presión hospitalaria.

Este miércoles Sanidad notificó 16.716 nuevos casos, que elevan la cifra total de positivos a 1.910.218 y la de muertos a 50.689, con 247 fallecidos más. En Baleares, la ocupación de las camas UCI ha crecido 12,5 puntos en siete días: de un 22,7 % a un 35,2. Mallorca es la isla peor parada con cifras de incidencia y presión asistencial próximas a los peores momentos de la pandemia y con las restricciones más severas desde que se levantó el confinamiento.

Para frenar la situación, el Gobierno balear ha endurecido las restricciones de apertura de establecimientos, bares y restaurantes que, desde este martes, tendrán que cerrar a las 18:00 horas y las tiendas, salvo esenciales, a las 20 horas deberán echar el cierre.

La Comunidad de Madrid también vio este miércoles subir los contagios (3.942 en 24 horas) aunque han bajado las muertes. En los hospitales madrileños han muerto 14 personas, 9 menos que el martes.

Madrid también constató un aumento de los ingresos hospitalarios y en las UCI pero las medidas restrictivas se mantenían este miércoles sin cambios. Tampoco se queda atrás Cataluña. La evolución de los datos, con 300 ingresos hospitalarios más en una semana, encendió ayer las alarmas entre los sanitarios, que criticaron que la Generalitat decidiera no endurecer las restricciones y mantener las que entraron en vigor el 21 de diciembre hasta el 11 de enero.

Así lo constataban los indicadores del departamento de Salud que también destacaban que había disminuido tanto el índice de rebrote, ahora en los 328 puntos, como la velocidad de reproducción del virus (Rt), que queda en 1,03.

La velocidad de reproducción de 1,03 significa que la epidemia sigue en fase expansiva porque cada infectado contagia de media a más de una persona. En la Comunidad Valenciana, el presidente Ximo Puig aclaró ayer que este año no puede haber "ni Nochevieja ni tardevieja" y recordó a quien incumpla las medidas anticovid que se enfrenta a sanciones no solo de hasta 60.000 euros sino incluso de responsabilidad penal.

España contabiliza ya 17 casos de la nueva cepa británica tras detectarse seis positivos este miércoles: cinco en la Comunidad Valenciana y uno en Galicia.

Sanidad confirmó además que de las cinco infecciones en la Comunidad Autónoma, tres provienen de la provincia de Valencia y dos de Alicante. Al parecer algunos de ellos habían viajado a la región con motivo de las fiestas navideñas desde su residencia en Londres.

A esos cinco casos se sumó el positivo detectado en Galicia: un paciente de Santiago de Compostela que forma parte de siete posibles contagios de la nueva variante que están actualmente en estudio, según informó la Xunta.

Etiquetas