Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Confinamiento estricto en Reino Unido por la expansión del virus

La nueva variante del coronavirus amenaza con colapsar los hospitales

Confinamiento estricto en Reino Unido por la expansión del virus
Confinamiento estricto en Reino Unido por la expansión del virus
EFE

LONDRES.- El Reino Unido vuelve al estricto confinamiento del pasado marzo por la alarmante expansión de la nueva variante del coronavirus, que amenaza con colapsar los hospitales, una noticia que se conoce el mismo día en que el país empezó a administrar la vacuna contra la covid-19 de Oxford/AstraZeneca.

En un mensaje dirigido a la nación en una declaración televisada, el líder tory remarcó este lunes que la nueva cepa -entre un 50 y un 70 % más transmisible- se está propagando "de manera frustrante y alarmante" y dijo de que los hospitales "están soportando más presión por la covid que en cualquier momento desde el principio de la pandemia".

Johnson instruyó a los ciudadanos a quedarse en sus casas y solo salir "por motivos limitados". Entre ellos, "comprar productos esenciales, buscar ayuda médica -como solicitar un test de covid-19-, trabajar si es absolutamente necesario, hacer ejercicio o escapar de situaciones de abuso doméstico".

En cuanto a los colegios y universidades, estos centros impartirán sus clases a distancia desde este martes mismo y hasta mediados de febrero aunque se mantendrán operativos los servicios de cuidado de los más pequeños, como guarderías.

Pese a las nuevas pautas, Johnson destacó como "gran diferencia" entre este nuevo confinamiento y el anterior el hecho de que el país está en esta ocasión sumido "en la mayor campaña de vacunación de la historia" del Reino Unido.

PRIMER DÍA DE "BREXIT"

Este anuncio se produce también en el primer día laborable de 2021, en el que el transporte marítimo y los flujos comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) están sometidas a las nuevas reglas de "brexit", con un aumento de controles aduaneros y una licencia de exportación.

El puerto de Róterdam (Países Bajos) sobrevivió sin sobresaltos a esta primera jornada. Transbordadores llenos que ponían rumbo al Mar del Norte, camioneros con rostro de desazón que eran redirigidos hacia los aparcamientos temporales para poner al día su documentación y registrar su mercancía antes de recibir autorización para acceder a la terminal, agentes de aduanas y veterinarios movilizados pero, sobre todo, muchos nervios por miedo a que algo se tuerza y la circulación se vea bloqueada por los atascos.

Para evitar la congestión, los agentes del puerto separan a los exportadores que ya tienen todos sus papeles en orden de aquellos que no habían registrado su mercancía, por lo que tienen que pasar por los equipos de escaneo, recibir explicaciones del procedimiento y empezar a acostumbrarse a la nueva situación del comercio de mercancías con los británicos.

Etiquetas