Actualidad

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La presión asistencial no remite y Valencia limita al máximo las reuniones

Los pacientes de un hospital de campaña tuvieron que ser trasladados por el fuerte viento

La presión asistencial no remite y Valencia limita al máximo las reuniones
La presión asistencial no remite y Valencia limita al máximo las reuniones
EFE

MADRID.- La presión hospitalaria, especialmente en las UCI, sigue disparándose en varias comunidades, obligadas a endurecer las restricciones, como en la Comunidad Valenciana, donde desde este lunes las reuniones en el espacio público se limitan a dos y a los convivientes en espacios privados.

Su presidente Ximo Puig ya había advertido de que esta semana ha sido la peor de la pandemia y tras decretar el jueves el cierre total de la hostelería y del comercio a las 18.00 horas, así como al toque de queda a las diez de la noche, este domingo fue más allá. Porque además de anunciar la limitación de las reuniones a los convivientes en el espacio privado y a dos personas que pueden ser de dos núcleos de convivencia distintos en el espacio público, decretó el confinamiento perimetral de las ciudades de más de 50.000 habitantes durante fines de semana y festivos.

Medidas que entrarán en vigor este lunes y que son consecuencia de la semana más negra en esta región, con 4.947 nuevos contagios, 40 fallecidos y 41 ingresos más en los hospitales.

Para dar cuenta de la situación en esta región, una enfermera del hospital de Villajoyosa (Alicante) desveló a Efe que ahora la media de edad de los pacientes covid en la UCI de su centro se sitúa entre los 27 y 50 años en esta tercera ola, que "es el triple peor que la primera".

Por si fuera poco, la Conselleria de Sanidad de Valencia decidió este lunes trasladar a los pacientes que se encontraban ingresados en el hospital de campaña anexo al Hospital La Fe de Valencia debido a las fuertes rachas de viento que se están produciendo en la ciudad durante las últimas horas.

Según la consejería, la decisión se adoptó por una cuestión de confort de los pacientes y no porque exista riesgo en las instalaciones habilitadas para aliviar la presión hospitalaria que está provocando la pandemia.

Así, los 21 pacientes que se encontraban ingresados en estas instalaciones fueron trasladados a la antigua escuela de enfermería, en lo que era el hospital La Fe de Campanar, donde hay espacio y pueden estar más cómodos, señalaron las mismas fuentes.

Madrid es otro ejemplo. 223 ingresos más y otros 13 en las UCI dan cuenta de la evolución de la pandemia en la región, que superó este fin de semana el medio millón de casos acumulados, tras notificar este domingo 2.697 nuevos casos y 45 fallecimientos. Ante este escenario, Madrid ha preparado un tercer pabellón del Hospital Isabel Zendal para añadir 352 camas más de hospitalización.

En Cataluña la presión asistencial es similar, ya que este domingo se registraron 105 nuevos ingresados y 16 personas más en las UCI, en un día en que se notificaron 2.778 nuevos casos y tres fallecidos, aunque la evolución continúa a la baja con unos datos epidemiológicos que mejoran ligeramente a diario. Sin embargo, el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, cree que el riesgo de extensión en Cataluña de la cepa británica, de la que el viernes ya se detectaron más de 60 casos, hace necesario alargar las restricciones, en un escenario que ve "en ebullición". Cataluña pronostica llegar a los mil ingresados en las UCI en diez o doce días.

Otro ejemplo es Extremadura, donde a pesar del descenso de positivos (716), ha experimentado un nuevo récord de hospitalizados en planta (729) y UCI (86) desde el comienzo de la pandemia.

Las UCI en el País Vasco también siguen al límite con 120 pacientes, 11 de ellos en las últimas 24 horas, si bien los contagios bajan por primera vez en cuatro días del millar (880).

Y en Galicia están cerca del pico de hospitalizaciones de abril, con 1.066 ingresados, 99 más en el último día, aunque los contagios han bajado (1528). Su presidente, Alberto Núñez Feijóo, anunciará mañana restricciones más duras.

Igualmente La Rioja ha disparado su presión asistencial al 85 %, y, como ejemplo, la UCI del Hospital San Pedro, de Logroño, que este domingo se amplió de 54 a 68 camas, tiene ocupadas 54 plazas, 46 por covid.

El panorama es igual en Andalucía, con récord de hospitalizados (3.613).

Etiquetas