Actualidad

Illa, Aragonès y Borràs pugnan por el voto útil en mitad de campaña

Los candidatos a las catalanas intensifican su pulso a falta de una semana para el 14-F

BARCELONA.- Salvador Illa, Pere Aragonès y Laura Borràs, los tres candidatos que según todos los sondeos se jugarán la victoria en las elecciones del 14-F, intensificaron ayer su pulso por capitalizar el voto útil en el ecuador de la campaña.

El socialista Illa, arropado este fin de semana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, busca concentrar el voto de quienes quieren "pasar página" del procés y abrir una etapa de "reencuentro", mientras que Aragonès y Borràs pugnan por liderar el flanco independentista.

En un acto en Salou, el candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat acusó a ERC de haber sido "cómplice y ejecutora" de los recortes en los servicios públicos en Cataluña durante la década del procés y de haber "blanqueado la peor cara de la derecha catalana".

Junto a Illa, Sánchez llamó a "reparar heridas" y volver a "despertar los afectos entre Cataluña y España" concentrando el voto de la izquierda en el PSC para dejar atrás la "decadencia".

En cambio, Aragonès, candidato de ERC, pidió a los catalanes que llenen las urnas de votos republicanos para "hacer imposible que la extrema derecha" pueda "condicionar las instituciones" catalanas si el PSC acepta los votos de Vox en una eventual investidura de Illa.

Borràs, presidenciable de Junts, aseguró ser el "único voto útil" que evitará un tripartito con PSC, ERC y los comunes, porque JxCat, dijo, "no pactará ni aceptará votos de partidos del 155".

Ese hipotético tripartito es la coalición que defiende la cabeza de lista de En Comú Podem, Jéssica Albiach, que se reivindicó como el "voto seguro" para lograr un Ejecutivo de izquierdas ante el "desgobierno" de JxCat y ERC y para "cortar el paso" a Vox: "Es la peor pesadilla para Santiago Abascal y su tropa".

En Santa Coloma de Gramenet, Albiach recibió el apoyo del vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, que la definió como la "alternativa más sensata y hermosa" para "construir la fraternidad entre los pueblos del Estado" mediante una "república plurinacional".

En paralelo, Ciudadanos reivindicó -con la presencia en su acto central de dos de sus fundadores, Félix de Azúa y Francesc de Carreras- que sigue siendo una fuerza necesaria en 2021, porque la situación con el nacionalismo "ha ido incluso a peor".

Tanto el candidato de Cs a la Generalitat, Carlos Carrizosa, como la presidenta del partido, Inés Arrimadas, rindieron "homenaje" al grupo de "valientes" entre los que estuvieron De Carreras y Azúa, que pusieron la "semillita" para la creación de Ciudadanos.

El candidato del PPC, Alejandro Fernández, aseguró que en Cataluña "no habrá cambio que valga" si el PSC tiene la llave del próximo Govern porque los socialistas catalanes han pactado con ERC "siempre que han podido".

A Fernández lo acompañaba el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que afirmó que la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno es "la despedida de soltero" de un nuevo tripartito en Cataluña que incluya al PSC y a ERC.

Etiquetas